Actualizado 28/06/2007 13:27 CET

Israel.- El fiscal general israelí anuncia un acuerdo con Katsav para retirar los cargos de violación y evitar la cárcel

JERUSALÉN, 28 Jun. (EP/AP) -

El fiscal general israelí, Meni Mazuz, dictó hoy una sentencia acordada de conformidad con el presidente Moshe Katsav en la que desaparecen los cargos de violación y agresión sexual a varias de sus trabajadoras a cambio de su admisión de cargos menores de acoso sexual, actos indecentes y acoso a una testigo.

Así evita la cárcel pero tendrá que dimitir de su cargo y pagar unas compensaciones a las demandantes. Será relevado por Simon Peres, elegido por el Parlamento hace dos semanas. El fiscal alegó que la decisión fue tomada después de que el abogado de Katsav presentase nuevas pruebas.

En enero, Meni Mazuz notificó a Katsav que pretendía presentar cargos contra él por violación, agresión sexual y fraude basándose en las declaraciones de cuatro mujeres que trabajaron para él tanto en su oficina presidencial como cuando fue ministro de Turismo a finales de los 90. Al menos una de ellas le acusó de amenazarla con hacer que no pudiese conseguir ningún otro trabajo si rechazaba tener relaciones con él en la oficina.

La admisión de culpabilidad, aunque sea menor, marca una cambio en la actitud de Katsav que había negado todos los cargos y afirmó en repetidas ocasiones que estaba siendo víctima de una trampa. El abogado de Katsav, Zion Amir, indicó que el presidente no tenía inicialmente ninguna intención de declararse culpable de nada.

El acuerdo es un "mensaje al público, que dice algo muy sencillo: Siempre que seas una figura pública, y seas sospechoso de crímenes sexuales, tu camino está abierto, y los abogados del Estado desistirán en hacer justicia en ese caso", comentó el abogado de una de las demandantes, Kinneret Barashi al Canal 2 de la televisión israelí.