Israel/Siria.- Un ministro israelí asegura que el incidente de ayer no provocará una guerra entre Tel Aviv y Damasco

Actualizado 07/09/2007 20:44:41 CET

JERUSALÉN, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Ciencia, Deportes y Cultura israelí, el laborista Ghaleb Majadele, rechazó hoy que el incidente de ayer --la violación del espacio aéreo sirio por parte de aviones de combate israelíes-- no va a provocar una guerra abierta entre Siria e Israel e incidió en que ésto ya ha ocurrido en el pasado sin que se haya violado el cese de hostilidades decretado por ambos Ejecutivos.

La agencia oficial de noticias siria SANA confirmó que aviones israelíes "lanzaron munición" en territorio sirio, según explicó el portavoz militar, por lo que aviones sirios devolvieron fuego el jueves de madrugada. "Aviones del enemigo israelí se infiltraron en territorio árabe sirio a través de la frontera norte, procedentes del Mediterráneo y con dirección al este de la región, rompiendo la barrera de seguridad", añadió.

"Unidades de la defensa aérea (sirias) les confrontaron y les obligaron a abandonar (el espacio aéreo sirio) después de que lanzaran algo de munición en zonas desérticas sin causar daños humanos y materiales".

Sin embargo, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, rechazó lo ocurrido. "No se de que estás hablando", aseguró al diario 'Haaretz', la misma actitud adoptaron la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, y el viceprimer ministro, Haim Ramon.

Un diario estatal sirio advirtió hoy de que Siria "posee los medios para responder" a la agresión de Israel, algo que, incidió" disuadirá a Israel de repetir tales venturas impredecibles" como la del pasado jueves de madrugada.

Algunos analistas han especulado con la posibilidad de que Siria abriera fuego contra las aeronaves israelíes para experimentar con sus nuevos misiles de largo alcance, aunque el presidente sirio, Bachar el Assad, se ha mostrado desde hace meses conciliador con Israel.

"Advertimos al Ejecutivo enemigo israelí contra este acto flagrante agresivo y nos reservamos el derecho de responder de forma apropiada", subrayó el portavoz militar sirio. El analista sirio Faiz a-Sayeg explicó a la cadena de televisión Al Manar, propiedad de la milicia chií libanesa Hezbolá que el avión israelí seguramente lanzó munición para llevar a cabo una maniobra, sin intención de llevar a cabo un ataque aéreo contra Siria.

No obstante, indicó que Israel está investigando rutas para invadir Siria, al explicar que los aviones israelíes trataron de evitar ser captados por los radares sirios y que un avión de combate israelí tuvo que descargar munición para evitar, precisamente, se alcanzado por misiles tierra-aire.

"Siria no se verá inmerso en un bloqueo sin consecuencias en este momento y lugar desfavorables", advirtió A-Saye ya que, a su juicio, el hecho de que "la Siria de hoy es muy distinta de la de ayer", debería servir para que los dirigentes israelíes reconsiderarán su política con Siria.

Al comienzo de la guerra entre la milicia chií libanesa Hezbolá y el Ejército israelí en el sur de Líbano, el pasado verano de 2006, aviones de combate israelíes sobrevolaron el Palacio presidencial de Bachar el Assad, lo que analistas interpretaron como una advertencia a Damasco.

En junio de 2006, aeronaves israelíes sobrevolaron la residencia estival del presidente sirio, en la ciudad costera de Latakia, después de que supuestamente milicianos palestinos apoyados por Damasco secuestraran en la Franja de Gaza a un soldado hebreo. Tres año antes, en octubre de 2003, aviones israelíes bombardearon bases milicianas palestinas próximas a Damasco, el primer ataque aéreo que se registró desde el final de la guerra de 1973.

DENUNCIA DE SIRIA

Por su parte, el ministro de Información sirio, Mohsen Bilal, reconoció ayer que el Gobierno está "estudiando seriamente el alcance de su respuesta", pero declinó explicar a Al Jazira si la respuesta de Siria vendría en forma de operación militar o a nivel diplomático.

Sin querer dar detalles del incidente, insistió en que la política de Israel se basa en la hostilidad. "Israel, de hecho, no quiere la paz", aseguró Bilal porque, a su juicio, "no puede sobrevivir sin agresión, traición y mensajes militares", añadió.

Asimismo, valoró que el paquete de ayuda militar de Estados Unidos a Israel, valorado en 30.000 millones de dólares para adquirir armamento en los próximos diez años, alientan al Ejecutivo de Tel Aviv a "la arrogancia que ha presentado con su mensaje esta mañana".

El ministro de Gabinete sirio, Buthaina Shaaban, confirmó ayer a la cadena de televisión Al Jazira, en su servicio en árabe, que aviones israelíes han violado el espacio aéreo sirio, pero no confirmó el extremo de que la aviación israelí atacara territorio sirio.

REACCIONES En Washington, el viceportavoz del Departamento de Estado norteamericano, Tom Casey, no quiso tomar partido y se limitó a decir que se trata de un asunto que deben resolver "las partes" debido, dijo, a la falta de claridad en torno a lo ocurrido.

"Yo dejaría que las partes expliquen lo que ha pasado. Les dejaremos que ellos traten de resolver esto", explicó Casey. "Tengo informaciones de prensa de Siria que reclaman una cosa e Israel que lo rechaza", añadió.

El embajador iraní en Damasco, Mohamad Hassan Ajtari, condenó ayer la presunta violación del espacio aéreo sirio por parte de la aviación israelí, que calificó como un "intento intolerable de crear tensión en la región" y añadió que "Israel debería actuar de una manera razonable y no causar otra guerra", según citó el periódico israelí 'Yedioth Ahronot'.

Ajtari telefoneó a un alto funcionario sirio y definió el incidente como un "intento intolerable de crear tensión en la región" alegando que "Israel sería la responsable de cualquier escalada (de la tensión) en la región y debería actuar razonablemente no provocando otra guerra".

La agencia iraní de noticias IRNA informó de que Ajtari comentó a varios funcionarios sirios de seguridad que "Irán estaría lista para ofrecer cualquier asistencia que necesitasen bajo las circunstancias existentes". Además, el embajador pidió a las demás naciones del mundo que exijan a Israel explicaciones por sus acciones y que intenten prevenir que el Estado hebreo cree nuevos conflictos en la zona.

En un aparente esfuerzo, según Yedioth News, para intentar unir las voces de los Estados árabes moderados a la protesta, el diplomático añadió que "los países con un sentido de la responsabilidad deberían condenar este incidente y advertir a Israel de que no reincida en este tipo de acciones".

El vicepresidente sirio, Faruq al Shara, indicó ayer que "esta acción militar de provocación prueba que Israel, contrariamente a lo que proclama, no está trabajando en la creación de una atmósfera que prepare el camino para una paz, sino para una mayor tensión en la región". Durante una reunión con el ministro de Exteriores italiano, Massimo D'Alema, Al Shara añadió que "las diferentes declaraciones de Israel prueban esas tentativas, no las contradicen"

Mientras, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, expresó su esperanza de que Israel pueda abstenerse de volver a entrar en el espacio aéreo de Siria para prevenir un empeoramiento de la seguridad en la región, según citó la agencia de noticias rusa RIA Novosti.