Italia.- La investigación de la CE sobre las exenciones fiscales a la Iglesia sacude la política italiana

Actualizado 28/08/2007 21:10:50 CET

ROMA, 28 Ago. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

La investigación que está llevando a cabo la Comisión Europea (CE) sobre la posible irregularidad de las ventajas fiscales en materia de bienes inmuebles de que goza la Iglesia católica en Italia ha sacudido el mundo político de este país, desencadenando encendidas reacciones contrapuestas.

Mientras los exponentes políticos situados más a la izquierda celebraron la noticia, el ministro de Justicia, Clemente Mastella, que se declara católico, manifestó su temor de que se alce "la usual polvareda anticlerical ante una simple y legítima petición de la UE".

Asimismo, el líder de la Unión Democráta Cristiana (UDC) en la Cámara de los Diputados, Luca Volontè, no dudó en ver a los radicales italianos detrás del dosier europeo, mientras que Maurizio Lupi, de Forza Italia, emplazó al primer ministro italiano, Romano Prodi, a "tomar distancias de los anticlericales que se agitan en su coalición y defender el papel social insustituible que tiene la Iglesia en Italia".

En el lado contrario, el líder de los Comunistas italianos en el Parlamento Europeo, Marco Rizzo, consideró "absurdo" que el centro-derecha "alce sus escudos contra la UE" ya que "si el Estado es laico, debe serlo también en la aplicación de las normas", aseveró.

Por su parte, el secretario de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), Giuseppe Bettori, explicó en declaraciones al diario católico 'Avvenire' y antes de que se hiciera pública la decisión de la UE, que la exención de los impuestos sobre los inmuebles "sólo se aplica a las actividades religiosas y de relevancia social", práctica que "deriva de la legislación ordinaria y que es igual a la que se aplica a los demás entes no comerciales, en particular del tercer sector".

El semanario católico 'Familia Cristiana' también trató el tema, preguntándose si los que quieren que la Iglesia pague este tipo de impuestos temen "que los comedores asistenciales de Caritas puedan hacer la competencia a los restaurantes".