Actualizado 27/02/2020 14:28 CET

Italia registra 128 nuevos casos y eleva el balance del coronavirus a catorce muertos y 528 contagiados

Roberto Speranza, ministro de Sanidad de Italia
Roberto Speranza, ministro de Sanidad de Italia - Fabio Cimaglia/LaPresse via ZUMA / DPA

ROMA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El brote del nuevo coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan ha dejado un balance de catorce muertos y 528 personas contagiadas en Italia, según ha informado el comisionado extraordinario para la emergencia del coronavirus, Angelo Borrelli.

El nuevo balance supone un aumento de dos víctimas mortales y de 128 casos frente a la cifra anterior. "Estamos esperando los resultados de los análisis del Instituto Superior de Sanidad para hacerlo oficial", ha dicho Borrelli, en referencia al último balance del coronavirus en Italia.

"Son 528 las personas que han dado positivo, de las cuales 278 están en aislamiento domiciliario y 159 están ingresadas con síntomas, además de 37 personas que están en cuidados intensivos", ha dicho el responsable italiano.

Borrelli ha destacado la "buena noticia" de que este jueves en la región de Lombardía, la más afectada por el brote de coronavirus, "se ha confirmado que hay 37 personas curadas. "En la región tenemos 305 contagiados y 37 curados", ha explicado.

El brote ha llevado a Attilio Fontana, el presidente de Lombardía, la región más afectada de Italia por el coronavirus, a ponerse en cuarentena por decisión propia después de que una asesora de su equipo diera positivo en las pruebas.

"A pesar de no estar infectado con el virus pero habiendo tenido contacto cotidiano con una persona que, desafortunadamente, se ha contagiado, debo moverme con cierta cautela porque el resultado negativo se puede transformar en positivo en cualquier momento durante los próximos doce días porque ya hace tres días que no tengo contacto" con la asesora, ha explicado Fontana, que ha sido muy criticado en redes sociales por haber realizado el anuncio en un vídeo de Facebook en el que aparece ataviado con una mascarilla.

El presidente de Lombardía ha señalado que intentará que su vida sea "lo más normal posible" en estos días de cuarentena y que lleva la mascarilla porque no quiere contagiar a nadie en el caso de que finalmente dé positivo por coronavirus.

"Me lavaré con frecuencia las manos, evitaré acercarme mucho a otras personas, estaré atento cuando estornude y cambiaré cada poco de pañuelo... Las precauciones que ralentizan la propagación del virus", ha afirmado Fontana.

Varias personas que han visto su vídeo le han escrito en redes sociales al presidente de Lombardía que la mascarilla que lleva no es la adecuada para impedir el contagio de coronavirus y el gobernador regional ha admitido que no lo es pero ha precisado que es del único tipo que tienen disponible.

El brote del nuevo coronavirus originado en la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei, en el centro de China, ha provocado la muerte de más de 2.700 personas y ha dejado a más de 77.000 contagiadas, según el último balance de las autoridades sanitarias chinas.

Para leer más