Italia y Reino Unido reivindican una "profunda reforma de la Unión Europea"

Actualizado 15/12/2015 10:21:15 CET
Matteo Renzi y David Cameron
GOBIERNO DE ITALIA

Creen que hay permitir "diferentes" niveles de integración y respetar la existencia de otras divisas como la libra esterlina

LONDRES, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de Italia y Reino Unido, Paolo Gentiloni y Philip Hammond, ha reivindicado este martes una "profunda reforma de la Unión Europea" que permita "simplificar su funcionamiento, sus procedimientos y sus normas".

"Hoy, Italia y Reino Unido están de acuerdo en la necesidad de una profunda reforma de la Unión Europea, para simplificar su funcionamiento, sus procedimientos y sus normas", han asegurado los jefes de la diplomacia de Italia y Reino Unido en un artículo publicado en el diario británico 'The Daily Telegraph'.

Los dos ministros han subrayado que "ha llegado el momento" de "dotar a la Unión Europea con políticas y herramientas mejor adaptadas a los nuevos desafíos internacionales". "Debemos alentar una economía competitiva, promover un mejor empleo y explotar por completo el potencial del mercado único, no solo los artículos físicos sino un mercado único en servicios y artículos digitales", han señalado.

Gentiloni y Hammond han admitido que "Italia y Reino Uniido tienen dos visiones muy distintas de Europa". "Mientras Reino Unido ve el mercado único como su principal foco de interés, la posición de Italia se inspira en la visión de una Unión Europea federal y una integración aún mayor, tanto económica como políticamente", han explicado.

"A pesar" de sus "diferentes metas y perspectivas", los dos ministros de Exteriores han destacado que sus países han promovido durante años "la paz, la libertad y los Derechos Humanos", "los valores en los que se basa el proyecto europeo". "Nuestros dos países han trabajado juntos para garantizar mayor seguridad y prosperidad en nuestro continente. Ambos nos hemos esforzados para dar a la Unión Europea un papel más visible y acreditado en el escenario global", han asegurado.

PIDEN UNA REDUCCIÓN DE LA CARGA REGULATORIA A LAS EMPRESAS

Tras subrayar la "necesidad" de abordar una "profunda reforma" del bloque comunitario, Gentiloni y Hammond han hecho hincapié en que la Unión Europea debería fijarse "una meta" para "reducir" la "carga regulatoria general a las empresas".

"En plano más amplio, necesitamos una mejor Unión Europea para encontrar una respuesta política correcta a largo plazo para la inmigración, aportar seguridad y estabilidad a nuestros vecinos, concluir una negociación exitosa del TTIP y recuperar la confianza entre las instituciones de la UE y los ciudadanos europeos", han afirmado los ministros británico e italiano.

Además, han asegurado que Italia y Reino Unido creen que se puede trabajar en conjunto para lograr un "paquete de reformas de la Unión Europea" que aborde temas específicos como "el papel de los parlamentos nacionales, la competitividad, la gestión económica y el estado del bienestar, para hacer a la Unión Europea más sencilla, más eficaz y menos burocrática".

"Esta renegociación, impulsada por la agenda de reforma de Reino Unido, es una oportunidad para crear más una Unión Europea más flexible, democráticamente responsable y más competitiva", han subrayado.

HAY MÁS DE UNA MONEDA EN LA UE

Antes de abordar esa reforma del bloque comunitario, Gentiloni y Hammond han dicho que hay que tener en cuenta que el bloque comunitario tiene una moneda común que coexiste con otras divisas como la libra esterlina.

"Este camino se puede recorrer en un modo que reconozca que hay más de una moneda en uso en la Unión Europea en la actualidad y en un futuro previsible y que tenga pleno reconocimiento de los derechos e intereses de los estados miembro que no tienen el euro, en particular salvaguardando la integridad del mercado único, que es un bien compartido de toda la Unión Europea", han asegurado los ministros de Exteriores de Italia y Reino Unido.

En un plano más general, los dos ministros han incidido en que sus países creen que la mejor forma de "reconciliar" las diferentes visiones de la Unión Europea es aceptar "un nuevo modelo de funcionamiento" basado en la "flexibilidad" para gestionar "una mayor o menor integración". "Este es un enfoque que, de facto, ya se ha puesto en práctica desde la creación del euro", han considerado.

En este sentido, han afirmado que la "posibilidad" de "diferentes niveles de integración en la Unión Europea se ha debatido desde hace tiempo cuando se aborda el futuro de la UE".

A su juicio, este enfoque serviría a los intereses de la Unión Europea que, "en el futuro", podría llegar a tener "más de 30 países miembro". "Permitiría a todos los países encontrar un lugar y un grado aconsejable de integración en la Unión Europea, según la voluntad de sus ciudadanos", han explicado. "Italia y Reino Unido creen que, en ocasiones, puede haber acuerdos que difieran, como ha sido el caso desde la creación del euro", han apostillado.

Por último, han dejado claro que una "Unión Europea exitosa" será aquella "que pueda combinar estas visiones distintas de Europa" y asumir "esa diversidad". "Necesitamos una Unión Europea reformada y flexible en la que los diferentes caminos a la integración puedan coexistir con éxito para construir una Europa preparada para el futuro. Estamos trabajando juntos para lograr esto", han concluido.

Para leer más