Jamenei reclama a Arabia Saudí que se disculpe por la avalancha humana en La Meca

Actualizado 27/09/2015 8:09:44 CET
El ayatolá Alí Jamenei, líder supremo de Irán
STRINGER IRAN / REUTERS

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ha reclamado este domingo a las autoridades de Arabia Saudí que se disculpen por la avalancha humana que se produjo el jueves en la localidad de La Meca, y que se saldó con la muerte de al menos 769 personas.

"El mundo musulmán tiene muchas preguntas sobre este caso y los gobernantes saudíes, en lugar de rehuir (su responsabilidad), deben aceptar su responsabilidad en este grave incidente pidiendo perdón a la comunidad musulmana y a las familias afectadas", ha dicho.

"El mundo musulmán tiene muchas preguntas, y la muerte de más de mil personas --una cifra muy superior al balance oficial-- no es un asunto baladí. Por ello, el mundo islámico debe encontrar una solución a este problema", ha agregado.

Por último, ha subrayado que "uno no puede considerarse libre de la tristeza ni por un sólo momento, y esta tristeza ha estado en los corazones de todos los musulmanes durante los últimos días", según ha informado la cadena de televisión iraní Press TV.

El propio Jamenei culpó el jueves al Gobierno saudí de lo sucedido, apuntando que "la mala gestión y las acciones inapropiadas (por parte de Riad) han causado esta catástrofe".

Por su parte, el presidente de Irán, Hasán Rohani, reclamó el sábado a Naciones Unidas que presione al Gobierno saudí para que investigue el suceso, subrayando que Riad "no coopera lo suficiente".

Este mismo sábado, el gran muftí de Arabia Saudí, el jeque Abdulaziz al Asheij, ha afirmado durante un encuentro con el ministro del Interior y presidente del Comité Supremo del Hajj (Peregrinación), el príncipe heredero Muhamad bin Naif, que la avalancha estuvo "más allá del control humano".

"Respecto a las cosas que los humanos no pueden controlar, no se te puede culpar. El sino y el destino son inevitables", ha sostenido, según ha informado el diario local 'Saudi Gazette'.

La avalancha se produjo por razones que aún se desconocen en una zona de tránsito entre los campamentos de los peregrinos y el puente Jamarat, lugar desde el que los musulmanes lapidan simbólicamente a Satanás.

En esta zona ya se han registrado avalanchas con muertos en otras ocasiones, lo que llevó a las autoridades saudíes a ampliar el puente para facilitar el tránsito y evitar nuevos desastres.

El rey Salman ha ordenado llevar a cabo una investigación en profundidad para determinar las causas del accidente y revisar los planes de seguridad para la peregrinación musulmana.

PEREGRINACIÓN A LA MECA

El Hajj, peregrinación anual a La Meca, comenzó este martes y las autoridades han previsto la participación de unos dos millones de personas. El recorrido de ocho kilómetros que separa el valle inhabitado de Mina de La Meca lo realizan miles de personas cada día en medio de grandes medidas de seguridad.

La Meca es el destino de millones de musulmanes con motivo del Hajj. En 2014, el Gobierno saudí limitó el número de peregrinos por motivos de seguridad debido a las obras en la Gran Mezquita.

Precisamente, este incidente llega después de que el pasado 11 de septiembre la caída de una grúa en la Gran Mezquita de La Meca acabara con la vida de 111 personas.

Además de la caída de la grúa, en la última semana se han registrado dos incendios en sendos hoteles de La Meca, incidentes que se han saldado con seis heridos de levedad y la evacuación de más de 2.500 peregrinos de dichos inmuebles.

Para leer más