Actualizado 07/01/2021 00:10 CET

Jon Ossoff se hace con el segundo asiento de Georgia y da el control del Senado de EEUU a los demócratas

El candidato demócrata al Senado por el estado de Georgia Jon Ossoff
El candidato demócrata al Senado por el estado de Georgia Jon Ossoff - Robin Rayne/ZUMA Wire/dpa

Asalto al Capitolio de EEUU

MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

Jon Ossoff se ha hecho con un escaño al Senado de Estados Unidos por Georgia, según las proyecciones de la prensa estadounidense, por lo que los demócratas han recuperado el control de la Cámara Alta del Congreso estadounidense.

Según las proyecciones de la NBC y la CBS, Ossoff ha logrado un 50,3 por ciento de los apoyos, mientras que su contrincante, el republicano David Perdue, que defendía su asiento, lo ha perdido con el 49,7 por ciento de los votos, en lo que ha sido un recuento muy reñido.

Con la victoria de Ossoff, el Senado de Estados Unidos está empatado entre demócratas y republicanos, ya que cada partido tiene 50 senadores, después de que Raphael Warnock también lograra un asiento por Georgia en la Cámara Alta en las elecciones del martes.

Será la presidenta del Senado, la vicepresidenta Kamala Harris, la encargada de decantar la balanza a favor de los suyos gracias a su voto de calidad, que le permite romper empates. Así, y gracias a un giro histórico, los demócratas controlan el Congreso de la nación norteamericana por primera vez desde hace una década.

Harris ha señalado a través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter que "se ha hecho historia", al tiempo que ha extendido sus felicitaciones a Raphael Warnock --cuya victoria se proyectó el mismo martes-- y Ossoff. "Juntos podemos brindar a los estadounidenses el alivio que merecen y restaurar el liderazgo moral de Estados Unidos en todo el mundo", ha añadido.

SEGUNDA VUELTA

Georgia celebró la segunda vuelta de las elecciones al Senado de Estados Unidos el martes, una elección vital para el presidente electo, Joe Biden, ya que la victoria demócrata le permitirá implantar su agenda presidencial con más facilidad.

El estado sureño ya celebró un proceso electoral para elegir a sus dos senadores en las elecciones del 3 de noviembre, pero ni Ossoff ni Perdue ni los otros dos contendientes, la republicana Kelly Loeffler y Warnock lograron superar el umbral del 50 por ciento de los votos.

Georgia, estado tradicionalmente conservador, se convirtió en un territorio 'clave' para los resultados de las elecciones del 3 de noviembre. El todavía presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo perdió por menos de 13.000 votos, siendo la primera vez que los electores del estado se decantaban por un candidato demócrata en casi 30 años.

La pérdida del control de la Cámara Alta estadounidense constituye un gran varapalo para los republicanos, que han tratado de hacer de esta segunda vuelta una especie de plebiscito sobre el legado de Trump y su capacidad de poner freno a la futura Administración de Biden.

Varias voces han apuntado a que las denuncias sobre un presunto "fraude" electoral repetidas por Trump desde las elecciones del 3 de noviembre podrían desanimar a los votantes republicanos para acudir a las urnas, mientras que la participación en la votación anticipada alcanzó cifras récord --casi tres millones de personas--.

Esta modalidad del voto suele beneficiar a los demócratas ya que es una opción más usada entre las minorías y su base política, mientras que los republicanos prefieren votar en persona el día de las elecciones debido, entre otros motivos, a las campañas de Trump contra el voto por correo.

Para leer más