Jordania.- Presentan cargos contra 5 familiares de una mujer asesinada por haber mantenido una supuesta aventura

Actualizado 24/08/2007 21:35:55 CET

AMÁN, 24 Ago. (EP/AP) -

Un Tribunal jordano presentó ayer cargos contra cinco familiares varones de una mujer asesinada por presuntamente mantener una aventura amorosa antes de casarse, según informó hoy el Tribunal a través del texto de la acusación.

El padre de la víctima, tres tíos y un pariente más fueron acusados de asesinato premeditado por el Tribunal penal jordano, según el documento, en el que se explica que uno de los tíos confesó haber disparado a su sobrina, de 22 años de edad, en la cabeza seis veces por presuntamente tener una aventura amorosa con un hombre, con el que eventualmente contrajo matrimonio. El Tribunal sostiene que los otros cuatro acusados planearon el "asesinato de honor" y también fueron acusados de posesión ilegal de armas.

El documento, que no revela la identidad de los individuos ni establece la fecha de inicio del juicio, afirma que la familia de la mujer la obligó a casarse tras conocer la supuesta aventura, negada por su futuro marido, quien aseguró que aceptó contraer matrimonio por temor a su influyente familia. Tras la boda, la mujer acudió a la Policía y presentó una denuncia contra sus tíos por las continuas amenazas que recibía. Sin embargo, su padre la obligó a retirar la acusación en la oficina del Gobernador, donde fue asesinada.

Cada año, una media de 20 mujeres son asesinadas por familiares varones en los llamados "asesinatos de honor" en Jordania. Los hombres tienen la última palabra en todos los asuntos familiares en esta sociedad, en la que muchos consideran que el sexo fuera del matrimonio es una mancha grave en la reputación de la familia. Algunas mujeres de los círculos conservadores de la sociedad han sido asesinadas incluso por tener citas con hombres.

Varias organizaciones pro Derechos Humanos han condenado los "asesinatos de honor" en Jordania y han hecho llamamientos al líder del país, el rey Abdalá II, para que acabe con esta práctica.

El Gobierno abolió una sección del código penal que permitía que los "asesinatos de honor" fueran sentenciados con penas tan laxas como de seis meses de prisión. El Gobierno también exhortó a los jueces a que consideren estos crímenes equivalentes a otros homicidios, condenables hasta con 15 años de cárcel.

Sin embargo, los intentos de endurecer las sentencias por los "asesinatos de honor" han sido bloqueados por el Parlamento jordano, donde la mayoría, beduinos conservadores, argumenta que penas más débiles llevarían a que la promiscuidad sea tolerada.