Publicado 03/07/2020 12:55:14 +02:00CET

Un joven, primer imputado por incitar a la secesión y terrorismo en Hong Kong en virtud de la nueva ley

Manifestantes en Hong Kong
Manifestantes en Hong Kong - Keith Tsuji/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un joven médico se ha convertido este viernes en el primer imputado por terrorismo e incitar a la secesión en Hong Kong en virtud de la nueva ley de seguridad nacional aprobada esta semana por el Gobierno chino.

Tong Ying Kit, de 23 años, ha sido acusado por la Policía de incitar a otros "con vistas a cometer secesión o minar la unificación nacional" así como por "actividades terroristas", según ha informado la cadena local RTHK, que ha precisado que su caso se ha visto en el Tribunal de Magistrados de Kowloon Oeste pero el joven no ha estado presente.

Al joven se le acusa de empotrar una moto contra un grupo de policías durante las protestas que se produjeron el miércoles en Hong Kong en contra de la nueva ley de seguridad y coincidiendo con el aniversario de la unificación con China. Tong llevaba una bandera en la que se leía "Liberad Hong Kong, la revolución de nuestra era", según el citado medio.

Durante la vista, la acusación ha sostenido que Tong cometió actividad terrorista "con vistas coaccionar al Gobierno central o al Gobierno de Hong Kong, o intimidar el orden público para perseguir una agenda política".

En líneas generales, la nueva Ley de Seguridad Nacional implica que el Gobierno de Pekín ejercerá su jurisdicción sobre casos "complicados" de Hong Kong, como los relacionados con injerencias extranjeras, cuando las autoridades locales no puedan hacer cumplir la ley o cuando la seguridad nacional del territorio esté bajo amenazas "graves o realistas".

La norma, ampliamente criticada en la comunidad internacional, enumera cuatro categorías de delitos: secesión, subversión, terrorismo y colusión con un país extranjero o elementos externos para poner en peligro la seguridad nacional. La pena máxima para cada delito es la cadena perpetua aunque la sentencia sugerida para algunos delitos menores es de tres años de prisión.

Para leer más