La junta militar de Malí suspende "hasta nuevo aviso" a los partidos políticos "por razones de orden público"

Archivo - El Ejército de Malí durante la toma de posesión del líder que gobierna la junta, Assimi Goita
Archivo - El Ejército de Malí durante la toma de posesión del líder que gobierna la junta, Assimi Goita - Europa Press/Contacto/Nicolas Remene - Archivo
Publicado: miércoles, 10 abril 2024 23:02

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La junta militar de Malí, liderada por Assimi Goita, ha ordenado por decreto la suspensión "hasta nuevo aviso" de todos los partidos políticos "por razones de orden público", un nuevo paso que complica el proceso de transición y la celebración de elecciones en el país.

"El Consejo de Ministros adoptó un proyecto de decreto por el que se suspenden las actividades de los partidos políticos y las actividades políticas de las asociaciones", reza el decreto, recogido por el portal de noticias Malijet.

El documento señala que pese a "la voluntad y disponibilidad de las autoridades de actuar con el consenso del pueblo", así como de la existencia de "disposiciones legislativas y reglamentarias que rigen el accionar de los partidos", las formaciones políticas no han hecho más que multiplicar sus "acciones de subversión".

Esto se produce después de que una coalición de partidos opositores y de organizaciones de la sociedad civil reclamara a principios de abril a la junta militar que gobierna Malí la celebración de elecciones democráticas en el país.

El jefe de la junta prometió en marzo de 2022 completar la transición en un plazo de 24 meses, pero las elecciones convocadas para febrero de este año quedaron aplazadas en septiembre de 2023 por "razones técnicas".

Las autoridades no han anunciado una fecha alternativa para los comicios, lo que supone un varapalo a la transición abierta para devolver el poder a las autoridades civiles tras los golpes de Estado de agosto de 2020 y mayo de 2021.

La junta militar maliense ha sido objeto de críticas por parte de la comunidad internacional por los reiterados aplazamientos en el proceso de transición abierto tras el golpe liderado por Goita en agosto de 2020, cuando derrocó al entonces presidente, Ibrahim Boubacar Keita.

Posteriormente, Goita encabezó un segundo golpe de Estado en mayo de 2021 contra las autoridades de transición --momento en el que derrocó al presidente y el primer ministro, Bah Ndaw y Moctar Ouane--, asumiendo tras ello el cargo de presidente de transición de Malí.

Leer más acerca de: