Actualizado 08/12/2014 02:14 CET

Kobani pide más armas y apoyo internacional para detener el asedio de Estado Islámico

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del cantón sirio de Kobani, Anwar Muslim, ha reclamado más armamento y más apoyo internacional para defender esta región fronteriza con Turquía frente al asedio de los milicianos del grupo terrorista Estado Islámico, ha informado la cadena de televisión kurda iraquí Rudaw.

Muslim ha manifestado su agradecimiento a Estados Unidos por el lanzamiento de armas desde el aire para los combatientes kurdos y a los milicianos kurdos iraquíes (peshmerga) que llegaron la semana pasada a la ciudad siria para ayudar a defenderla de los ataques de los milicianos de negro.

Muslim, que ha viajado de Kobani a Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, para asistir a una conferencia, ha afirmado que las Unidades de Protección Popular (YPG) se consideran ahora parte de la coalición internacional que está combatiendo contra el Estado Islámico.

La localidad de Kobani y sus alrededores llevan sufriendo durante meses el asedio del Estado Islámico sin recibir apoyo exterior. Gracias al envío de armas de Estados Unidos y a los refuerzos de los peshmerga, la localidad lleva resistiendo más de 50 días los ataques de los milicianos de negro.

En la actualidad, en torno al 30 por ciento de la región de Kobani se encuentra bajo control del Estado Islámico, según ha explicado Muslim, en su discurso durante el segundo día de conferencias organizadas por el Instituto de Investigación en Oriente Próximo.

"Estado Islámico es una enfermedad como un cáncer", ha afirmado. "Reconocemos la ayuda de todas las fuerzas internacionales y la entrega de armas en particular", ha explicado. El presidente del cantón donde se encuentra Kobani ha señalado que Estado Islámico tiene que ser "eliminado" por sus ataques y por su rechazo a los valores humanitarios básicos, al tiempo que ha elogiado a los combatientes de las YPG, a los que ha definido como "héroes".

Por otra parte, las Unidades de Protección Popular (YPG, los combatientes kurdos sirios) han informado de que en los combates registrados el martes han muerto 28 milicianos del Estado Islámico, según ha informado la agencia de noticias Firat.