Actualizado 17/05/2007 01:38 CET

Kosovo.- Churkin advierte de que Rusia puede hacer uso de su derecho de veto para bloquear la independencia de Kosovo

NUEVA YORK, 16 May. (EP/AP) -

Rusia podrá ejercer su derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU --organismo encargado de dar el visto bueno al marco estatutario de Kosovo-- para bloquear una resolución del Consejo que apruebe la independencia tutelada por la comunidad internacional para la todavía provincia serbia de Kosovo, aunque administrada por la ONU desde 1999, según advirtió hoy el embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin.

"Lo que nos gustaría ver son más discusiones serias en el Consejo de Seguridad sobre este asunto, y nos gustaría ver un acuerdo en el Consejo sobre el futuro proceso en Kosovo", reconoció el diplomático a los medios.

Estados Unidos y la Unión Europea han hecho circular un borrador de resolución de la ONU que admite la independencia supervisada para Kosovo, a pesar de las fuertes objeciones de Moscú en este sentido, por no contar la opción de independencia con el beneplácito de Belgrado.

Se espera que el Consejo someta a debate mañana por la tarde dicho borrador de resolución, algo que rechaza Rusia, admitiendo la posibilidad de vetar el proyecto. "Nos gustaría continuar un diálogo político serio, no sólo presionar para (aprobar) un borrador (de resolución)", insistió el embajador.

Por su parte, el embajador ante la ONU de Panamá, Ricardo Arias, presentó una propuesta la semana pasada para intentar resolver la división en el seno del Consejo de Seguridad en relación al futuro de Kosovo, por la que si bien aceptaba la propuesta original de independencia supervisada del enviado de la ONU, el finlandés Maarti Ahtisaari, su implementación se retrasaría por un período de seis meses para emplear dicho plazo "en reanudar las negociaciones para garantizar que tanto Serbia como Kosovo pueden llegar a un acuerdo".

Churkin aseguró que Rusia no puede aprobar el plan de Ahtisaari, porque las autoridades rusas lo "desaprueban", pero saludó "la idea de conceder más tiempo a las dos partes para hablar", por ser algo, dijo, "en línea" con la postura de Moscú.