Kosovo- Las delegaciones serbia y albano-kosovar tampoco se ponen de acuerdo sobre la parte económica del plan de la ONU

Actualizado 23/02/2007 15:01:37 CET

VIENA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La tercera jornada de las negociaciones que se celebran desde el pasado miércoles en Viena sobre el futuro de Kosovo ya ha experimentado sus primeros fracasos, después de que las delegaciones serbia y albano-kosovar no lograran ponerse de acuerdo sobre las cuestiones económicas de la propuesta presentada a las partes por el enviado especial de la ONU, Martti Ahtisaari, según informó la agencia serbia de noticias Tanjug.

Las dos delegaciones discutieron, y discreparon abiertamente, sobre los anexos 6 y 7 de la propuesta de Martti Ahtisaari, que establece el derecho de Kosovo a integrarse en las instituciones financieras internacionales y a firmar acuerdos internacionales, al tiempo que sugiere que las propiedades muebles e inmuebles serbias ubicadas en territorio kosovar y las propiedades de la Iglesia Ortodoxa serbia deberían ser entregadas a las autoridades de Pristina.

Los equipos negociadores de Belgrado y Pristina se reúnen desde el miércoles en el Centro Austria de Viena con motivo de la ronda final de conversaciones, que concluirán el próximo 2 de marzo y que en su actual fase están centradas en la discusión de los anexos del plan presentado de Ahtisaari.

En los debates del primer día, centrados en los principios generales, las dos delegaciones se mantuvieron firmes en sus ideas iniciales. Aparte, las delegaciones tampoco se pusieron ayer de acuerdo sobre los anexos dedicados a la futura Constitución de Kosovo --Belgrado había pedido que la futura Constitución fuese coherente con la propia Constitución serbia-- y a las comunidades étnicas --la parte albano-kosovar rechazó abiertamente la propuesta serbia para la constitución de una entidad serbia en Kosovo--.

En todo caso, la ministra austríaca de Asuntos Exteriores, Ursula Plassnik, declaró hoy al diario de su país 'Kurier' que aun en el caso de que las dos delegaciones mantengan sus posturas y no se llegue a un consenso, el Consejo de Seguridad de la ONU debería aprobar como tal la propuesta de resolución sobre el estatus de Kosovo.

Fuentes militares serbias advirtieron hoy, citadas por Tanjug, que la reciente reaparición en escena del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK), autor de un atentado contra vehículos de la ONU, es una maniobra para presionar a la comunidad internacional y para advertir a los extremistas albano-kosovares que no se debe aceptar otra salida en Viena que la independencia para Kosovo.