Actualizado 08/02/2007 21:02 CET

Kosovo.- Un ex Policía serbio testifica cómo trasportó unos 800 cuerpos de albanokosovares hasta fosas comunes

BELGRADO, 8 Feb. (EP/AP) -

Un Policía retirado serbio, Bozidar Protic, explicó hoy ante un juez cómo condujo camiones cargados de cuerpos que se depositaban en fosas comunes durante la guerra de Kosovo de 1999.

Protic testificó en el juicio contra dos antiguos mandos del Ejército serbio acusados del asesinato de los hermanos Illy, Mehmet y Agron Bytyqi, ciudadanos de kosovo con nacionalidad estadounidense que se alistaron como voluntarios para los combates contra Serbia en 1998-1999.

Protic explicó como los cuerpos de los hermanos, junto con los de otros 800 asesinados de etnia albanesa, acabaron en fosas comunes fuera de Kosovo, en el centro de Serbia.

"Se me ordenó por parte de mis superiores coger una camión vacío (de Belgrado) hasta Kosovo. Nadie mencionó ningún cuerpo al principio", dijo el ex Policía, añadiendo que inicialmente sólo se le dijo que iba a "realizar una tarea confidencial, importante para el Estado".

Sin embargo aseguró que pronto se dio cuenta de que el transporte involucraba a cuerpos de gente asesinada en varias localidades en Kosovo. Detalló cómo hizo "cuatro rondas" con el camión, transportando a un total de 120 cuerpos de cuatro localizaciones en Kosovo hacia varias fosas comunes en el centro de Serbia.

Los transportes tuvieron lugar en la primavera de 1999, cuando las fuerzas de la OTAN ya apuntaban contra las fuerzas serbias leales al entonces presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, que finalmente aceptó retirarse de Kosovo, pero sólo después de realizar todos los esfuerzos posibles por eliminar las pruebas de sus campaña de terror en la provincia de mayoría albanokosovar.

LAs fosas comunes fueron descubiertas tras la caída de Milosevic en 2000. El ex presidente fue enviado al Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) en La Haya (Países Bajos) en 2001, donde falleció el pasado año antes de que terminara el juicio contra él.

Los hermanos Bytyqi habían abandonado su negocio en Nueva York y su casa para unirse a la llamada Brigada Atlántica, una unidad de unos 400 albanos norteamericanos que lucharon por Kosovo durante el conflicto.