El Kremlin recalca que la situación en Idlib genera "suma preocupación" en Rusia

Vista de la ciudad de Idlib
AMMAR ABDULLAH/REUTERS - Archivo
Publicado 05/09/2018 12:01:30CET

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Presidencia de Rusia ha recalcado este miércoles que la situación en Idlib genera "suma preocupación" en Moscú, en medio de los preparativos para una ofensiva por parte de las tropas gubernamentales contra la provincia siria (noroeste), en manos de los rebeldes.

"La situación en Idlib sigue generando suma preocupación e inquietud y por supuesto forma parte de la agenda de Rusia durante los contactos con los socios interesados a todos los niveles", ha dicho el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

Por su parte, el viceministro de Exteriores ruso, Sergei Riabkov, ha afirmado durante la jornada que la pacificación del país depende de que el Gobierno recupere el control de la provincia.

Los países occidentales "entienden perfectamente que la normalización en Siria depende de la solución de este problema", ha manifestado, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

Asimismo, ha recalcado que Moscú actúa "de forma puntual" y "selectiva" en el conflicto en el país árabe, al tiempo que ha insistido en que el Ejército ruso "intenta reducir al mínimo posible el riesgo para la población civil".

Por último, ha confirmado que el conflicto será uno de los principales puntos del encuentro que mantendrán próximamente el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en los márgenes de la sesión que celebrará este mes la Asamblea General de Naciones Unidas.

"Por supuesto, Siria es uno de los temas principales, en cada conversación telefónica y contacto personal ese tema ocupa un tiempo considerable", ha zanjado.

Las autoridades rusas reiniciaron el martes su campaña de bombardeos en la provincia, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, si bien este extremo no ha sido confirmado ni por Rusia ni por Siria.

LA OFENSIVA

Las operaciones aéreas de Moscú en Idlib fueron suspendidas el 15 de agosto, si bien el Ejército sirio ha mantenido desde entonces sus ataques contra los rebeldes que controlan la provincia.

Los gobiernos de Rusia e Irán respaldaron el lunes el derecho de Siria a lanzar una ofensiva en la provincia de Idlib para liquidar a los "terroristas" presentes en esta zona, situada en el noroeste del país.

Las señales de una inminente ofensiva del Ejército sirio contra la provincia de Idlib se han multiplicado en los últimos días, a pesar de las advertencias occidentales y turcas acerca de una probable catástrofe humanitaria.

El ministro sirio de Exteriores, Walid al Moallem, reafirmó el pasado 30 de agosto desde Moscú la determinación de Damasco de "liberar todo el territorio sirio a pesar de las amenazas de un ataque tripartito dirigido por Estados Unidos, Francia y Reino Unido".

La provincia de Idlib está en manos de grupos rebeldes desde 2015 y, conforme a los acuerdos de reconciliación, a la misma han sido trasladados miembros de diversas milicias que se han negado a rendirse tras las operaciones en Alepo, Homs, Ghuta Oriental y Deraa, entre otros lugares, así como sus familiares y otros civiles.