Actualizado 11/09/2022 09:18

Kuleba pide a su homóloga alemana que acelere la entrega de armas a Ucrania

Últimas noticias sobre la guerra que enfrenta a Rusia y Ucrania

Últimas noticias sobre la guerra que enfrenta a Rusia y Ucrania

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, ha pedido a su homóloga alemana, Annalena Baerbock, que acelere la entrega de tanques y municiones de artillería a Kiev.

"No ocultaré que el tema principal de nuestras negociaciones hoy es el aumento y la aceleración del suministro de armas a Ucrania", ha afirmado Kuleba en una conferencia de prensa conjunta, según ha recogido el portal ucraniano Unian.

"Este otoño, esperamos el primer sistema ultramoderno de defensa aérea alemán Iris. Tampoco pude evitar mencionar la última iniciativa: el llamado plan Leopard (...). Realmente enfaticé la importancia de suministrar tanques de este tipo de Alemania", ha declarado el ministro de Exteriores antes de añadir que no ven "ningún obstáculo para esto".

Además, ha pedido sistemas de artillería. "Esta decisión no es técnicamente tan difícil como el suministro de tanques. Las municiones ahora pueden fortalecer significativamente nuestras capacidades ofensivas y esto nos ayudará a liberar nuevos territorios y salvar la vida de las personas", ha asegurado.

Así, Baerbock ha asegurado que desde Berlín apoyarán a Ucrania tanto como sea necesario. En este sentido, la ministra alemana ha confirmado que los sistemas de defensa aérea Iris se entregarán en las próximas semanas.

CAMINO HACIA LA UE

Kuleba ha expresado la satisfacción de que su homóloga alemana haya mostrado su predisposición a apoyar la candidatura de Ucrania a la Unión Europea, con esfuerzos para que cumpla con las condiciones necesarias para valorar su membresía y que se haga efectiva.

"Hoy ha sido extremadamente importante para mí escuchar de la colega alemana que apoya el rápido progreso de Ucrania en su camino hacia la membresía en la UE", ha celebrado.

"En este sentido, acepté la propuesta de Annalena y acordamos lanzar un proyecto entre los ministerios de Exteriores de Alemania y Ucrania", ha asegurado. Este proyecto consistiría en que Berlín proporcione recursos para que se fortalezcan las instituciones ucranianas con respecto a la integración europea, ha recogido la agencia Ukrinform.

LLAMAMIENTO A MOSCÚ

Baerbock ha pedido a Rusia que permita que la misión de la OIEA permanezca en la planta de energía nuclear de Zaporiyia durante el tiempo que sea necesario y ha instado a las fuerzas rusas a que devuelvan el control a Ucrania.

"Hacemos un llamado a Moscú para que permita que la misión del OIEA permanezca en la planta durante mucho tiempo y retire las armas por completo. Rusia debería salir del territorio de la central nuclear de Zaporiyia y devolver el control de la planta nuclear a su único propietario legal, Ucrania", ha declarado, según ha recogido Ukrinform.

En palabras de Baerbock, la situación de la central nuclear es "culpa" de la guerra rusa, de forma que Europa no debería hacer ninguna concesión.

La ministra de Exteriores alemana llegó este sábado a Kiev, en la que ha sido su segunda visita oficial desde el estallido de la guerra, desencadenada el 24 de febrero por orden del presidente ruso, Vladimir Putin.

Baerbock ha destacado desde Kiev que su presencia en el país busca demostrar que Berlín "seguirá estando del lado de Ucrania mientras sea necesario con la entrega de armas y con apoyo humanitario y financiero", según ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

La política ha viajado a Kiev desde Polonia en un tren especial y junto a una pequeña delegación, dado que el espacio aéreo sobre Ucrania ha estado cerrado desde el inicio de las hostilidades.

La ministra alemana realizó el 10 de mayo su primera visita a Ucrania, un viaje que supuso el primero de un alto cargo del Gobierno alemán desde el inicio de la ofensiva militar rusa. Por su parte, el canciller alemán, Olaf Scholz, visitó Kiev a mediados de junio con los presidentes de Francia y Rumanía, Emmanuel Macron y Klaus Iohannis, respectivamente, y el entonces primer ministro de Italia, Mario Draghi.

Contador

Más información