Los laboristas británicos adoptan la definición de antisemitismo aceptada internacionalmente

El líder laborista británico, Jeremy Corbyn
REUTERS / RUSSELL CHEYNE
Publicado 05/09/2018 2:59:05CET

LONDRES, 5 Sep. (Reuters/EP) -

El opositor Partido Laborista británico ha adoptado este martes una definición de antisemitismo aceptada internacionalmente, tras el escándalo registrado en el seno de la formación, que se ha enfrentado a numerosas críticas.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, un veterano defensor de los derechos de los palestinos, ha sido criticado por miembros, legisladores y líderes judíos por no adoptar plenamente la definición de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto.

Corbyn ha prometido eliminar el antisemitismo del partido, pero sus promesas no han hecho mucho para tranquilizar a sus opositores y algunos de ellos han sugerido que renuncie por su fracaso a la hora de combatir el asunto.

El movimiento de este martes podría no satisfacer a todos los críticos de Corbyn después de que el Partido Laborista asegurara que respaldaba una declaración de que adoptar la definición "no socavará de ninguna manera la libertad de expresión en Israel ni los derechos de los palestinos".

El presidente de Campaña Contra el Antisemitismo, Gideon Falter, ha afirmado que la declaración es un "intento de socavar la validez de la definición, a pesar de su adopción en todo el mundo y del hecho de que la definición ya está fuertemente restringida".

El partido opositor británico ha sido criticado durante los últimos años debido a los comentarios realizados por miembros y diputados, que habrían pronunciado palabras antisemitas. El propio Corbyn se ha encontrado en el centro de las críticas debido a un comentario realizado en 2012, en el que defendía un mural que muchos han tildado de antisemita.

En 2016, el líder laborista anunció la creación de una comisión de investigación independiente para escrutar los comportamientos antisemitas detectados en miembros del partido. La polémica sacudió entonces al partido pocos días antes de las cruciales elecciones locales.