Publicado 18/04/2021 22:01CET

Lapid plantea la formación de un gobierno de unidad de "patriotas sionistas" para Israel

El presidente del partido centrista israelí Yesh Atid, Yair Lapid
El presidente del partido centrista israelí Yesh Atid, Yair Lapid - Ilia Yefimovich/dpa

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del partido israelí Yesh Atid, Yair Lapid, ha propuesto este domingo la formación de un gobierno de unidad formado por "patriotas sionistas" para superar la actual crisis política y la imposibilidad de formar un gobierno de izquierda o derecha tras las recientes elecciones.

"Tenemos que formar un gobierno que nos una. No un gobierno de derecha ni de izquierda, sino un gobierno de unidad israelí", ha afirmado Lapid en rueda de prensa desde Tel Aviv.

Así, ha emplazado al presidente israelí, Reuven Rivlin, a encargarle la formación de este gobierno si el actual primer ministro en funciones, Benjamin Netanyahu, finalmente no logra los apoyos necesarios para continuar en el cargo.

Lapid ha destacado que cuenta con el respaldo de 45 diputados --de un total de 120-- para ser primer ministro y por tanto merece la oportunidad de intentar formar gobierno. "Tenemos 45 recomendaciones. Me sorprendería mucho si el presidente no me encargara (la formación de) Gobierno", ha indicado.

En este gobierno liderado por Lapid habría tres partidos de derecha: Yamina, Nueva Esperanza y Yisrael Beiteinu; dos partidos centristas, Yesh Atid y Azul y Blanco, y dos partidos de izquierda, Meretz y Partido Laborista. "Así es como se entiende la unidad. Gentes distintas con opiniones distintas que deciden colaborar", ha argumentado.

Rivlin ya ha insinuado que si Netanyahu no consigue formar gobierno en los 18 días que le quedan de plazo, podría solicitar directamente a la Knesset o Parlamento israelí que seleccionara un candidato capaz de lograr una mayoría en lugar de encargar la formación de gobierno a otro candidato directamente.

Lapid lidera el denominado "bloque del cambio", que aglutina a partidos de izquierda, de centro y de derecha contrarios a Netanyahu, investigado por varios casos de corrupción. Entre los siete partidos suman 58 de los 120 escaños de la Knesset, por delante de los 52 con los que cuenta Netanyahu.

Para leer más