Largas colas en las gasolineras de Nigeria ante la subida de precios

Largas colas para comprar combustible en la capital de Nigeria, Abuya
REUTERS / AFOLABI SOTUNDE
Actualizado 05/12/2017 18:00:19 CET

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los conductores de Nigeria han denunciado la formación de largas colas en las gasolineras de diversas ciudades del país, incluida la capital, Abuya, lo que ha provocado tensiones, debido a la subida de precios que han adoptado algunas de ellas, según ha informado este martes la agencia de noticias de Nigeria (NAN, por sus siglas en inglés).

Estas colas, que empezaron a formarse hace dos días, empeoraron el lunes por la mañana cuando los conductores comenzaron a consumir con pánico, después de que algunas de las gasolineras pertenecientes a la Asociación Independiente del Mercado de Petróleo de Nigeria (IPMAN) subieran el precio del litro de gasolina, que antes costaba 145 nairas (unos 0,34 céntimos de euro) y ahora cuesta 150 nairas (0,35 euros).

Según ha podido saber el periódico local 'The Guardian', en las gasolineras de la Corporación Nacional de Petróleo de Nigeria (NNPC), la principal empresa estatal, las colas han sido mayores ya que la empresa ha mantenido el precio oficial de la gasolina y los consumidores han acudido de forma masiva. No obstante, la empresa se ha mostrado reacia a vender combustible.

Las largas colas se han producido en diversas ciudades como Kudana, Sokoto o la capital comercial de Nigeria, Lagos. La NNPC ha afirmado que no planea subir el precio del combustible en Navidad y que esa posibilidad solo es un rumor.

La empresa estatal también ha señalado que esos rumores son los que han contribuido a la creciente demanda de petróleo que se ha producido en el país, aunque ha insistido en que el miedo a una subida de precios es injustificado.

El director de gestión de NNPC, Maikantu Baru, ha hecho un llamamiento a todos los nigerianos para que "dejen de comprar con pánico" porque, según ha afirmado, NNPC "cuenta con los productos suficientes para atender a todos los consumidores".

El déficit de petróleo y el estancamiento que ha sufrido Nigeria en los últimos años ha provocado que se produzcan estas esperas en las gasolineras, así como cortes de electricidad en establecimientos que dependen del funcionamiento de generadores.

La empresa nacional ha solicitado la distribución de más combustible a las gasolineras de todo el país después de la compra compulsiva de estos días para "amortiguar los efectos de la excesiva demanda causada".

Algunos conductores han manifestado su descontento con esta situación y han instado al Gobierno a actuar con rapidez antes de que el asunto empeore. Un conductor que se ha visto afectado, Sifawa Ahmad, ha señalado en declaraciones a 'The Guardian' que "se deben hacer más esfuerzos por frenar este problema, especialmente por la actual realidad socio-económica que hay en el país".

Un controlador de operaciones del Departamento de Recursos Petroleros (DPR) de Sokoto, una de las ciudades afectadas, ha garantizado que este problema acabará pronto, al tiempo que ha pedido a los ciudadanos que sean pacientes y no consuman con pánico para evitar consecuencias que serían peligrosas.