Actualizado 02/08/2008 12:01 CET

Líbano/Israel.- Hezbolá confirma su rearme y que la opción de una nueva guerra contra Israel "sigue abierta"

LONDRES, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

El líder político de Hezbolá y comandante militar de las milicias del grupo en la frontera con Israel, Nabil Kauk, confirmó hoy que su grupo "es ahora más fuerte que antes" y declaró que la opción de una nueva guerra contra Israel "sigue abierta" a pesar de que no es su intención repetir el conflicto que en verano de 2006 se cobró las vidas de 1.200 libaneses.

"La resistencia es ahora más fuerte que antes, por lo que la opción de una guerra sigue abierta", declaró Kauk al diario británico 'The Daily Telegraph' en una entrevista concedida desde la ciudad libanesa de Tiro. "Si Hezbolá fuera débil, Israel no dudaría en comenzar otra guerra, pero somos más fuertes que antes, y cuando Hezbolá es fuerte, nuestra fortaleza impide a Israel empezar un nuevo conflicto", explicó.

"No perseguimos la guerra, pero debemos estar preparados", explicó uno de los principales líderes del Partido de Dios, que recientemente ha asumido un papel de minoría con derecho a veto en el nuevo Gobierno de Beirut.

Fuentes consultadas por el diario británico han indicado que el grupo ha incrementado su arsenal en los últimos dos años, de 10.000 a 30.000 misiles, entre los que se cuentan nuevos proyectiles con mayor alcance y cabezas explosivas más pesadas, y que incluyen al nuevo modelo de misil Zelzal, capaz de impactar en Tel Aviv, así como el misil antibuque C802, que podría hundir barcos israelíes.

Nauk confirmó igualmente que su grupo recibe el apoyo de Irán y Siria, si bien no precisó explícitamente que ambos países proporcionaran material bélico, apoyo táctico o entrenamiento para sus milicias, como denuncian Estados Unidos o Israel.

"Nos enorgullece contar con la amistad de estos dos países, así como de cualquiera que nos ayude en la lucha por nuestros derechos", añadió Kauk, que no obstante precisó que, en lo que se refiere a las armas, su procedencia es indeterminada. "Todos los partidos políticos de Líbano tienen armas, pero nadie pregunta de dónde salen", indicó. No obstante, Kauk señaló, cuando se le preguntó como respondería su grupo contra un hipotético ataque contra Irán que cualquier asalto contra la república islámica "tendría consecuencias".