Líbano/Israel.- PNUMA alerta de una marea negra tras el bombardeo de una planta eléctrica al sur de Beirut

Actualizado 31/07/2006 22:40:00 CET

NUEVA YORK, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director ejecutivo del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner, alertó hoy de la marea negra que amenaza a una amplia franja de la costa libanesa y parte de la siria tras el derrame de petróleo provocado por el bombardeo israelí de una planta eléctrica en Jiyyeh, 30 kilómetros al sur de Beirut.

"Compartimos las preocupaciones de las autoridades libanesas sobre el impacto en las comunidades costeras, que están siendo afectadas por una tragedia ambiental que está tomando rápidamente una dimensión tanto nacional como regional", declaró Steiner en un comunicado.

El director de PNUMA expresó su preocupación por las consecuencias ambientales y humanitarias de los bombardeos sobre las infraestructuras, como aeropuertos y puertos marítimos, y destacó la necesidad de vigilar el medio ambiente en Líbano, "incluida la biodiversidad, de la que mucha gente depende para su supervivencia por medio del turismo y la pesca".

El Centro Regional de Emergencias de Contaminación Marítima en el mar Mediterráneo, administrado por la Organización Marítima Internacional y que forma parte de la Red de Mares Regionales del PNUMA, ha empezado a atender a una petición de ayuda del Gobierno libanés, según informó el PNUMA.

El Centro asesora al Ministerio del Ambiente libanés para enfrentar un importante derrame de combustible y ha pedido asistencia en equipos y personal a los Estados parte de la Convención de Barcelona, el tratado ambiental regional del Mediterráneo. Varios países ya han respondido positivamente, según Steiner.

El Centro está reuniendo un equipo de expertos para ayudar con las operaciones de limpieza cuando cesen las hostilidades y ha puesto su Unidad de Asistencia Mediterránea en alerta para movilizar los centros de controles de contaminación regionales, según el PNUMA.