Liberados una monja y dos activistas por irrumpir en una instalación nuclear

Actualizado 16/05/2015 8:04:43 CET

WASHINGTON, 16 May. (Reuters/EP) -

Un tribunal de apelaciones estadounidense ha ordenado la inmediata puesta en libertad de una monja anciana y otros dos activistas una semana después de revocar las condenas por irrumpir en una instalación nuclear de Tennessee en 2012.

Por dos votos a favor y uno en contra, el tribunal de apelaciones ha decidido revocar las condenas de sabotaje contra la monja Megan Rice, de 85 años, y los veteranos del Ejército Michael Walli, de 66 años, y Greg Boertje-Obed, de 59 años.

La mayoría del tribunal ha considerado que los tres no realizaron el intento necesario de violación de la ley de Sabotaje Federal al irrumpir las instalaciones nucleares Y-12 en Oak-Ridge.

En estas instalaciones se encuentra supuestamente la planta de procesamiento y almacenamiento de uranio más segura del país, por lo que este incidente puso en evidencia el sistema de seguridad.

El fiscal Bill Quigley ha solicitado al tribunal la liberación inmediata de los condenados, argumentando que los dos años que han pasado en prisión suponen más tiempo que los que habrían sido finalmente sentenciados por esos cargos.

Los activistas fueron detenidos por cortar vallas de seguridad para entrar en la instalación durante la noche en julio de 2012, y por admitir posteriormente que habían colgado pancartas y realizado pintadas. Cuando un guardia se enfrentó a ellos, le ofrecieron comida y comenzaron a cantar.

En 2013 fueron condenados por un jurado a prisión, Rice a tres años de cárcel y los otros dos activistas a cinco. En el momento de conocer su condena, la monja pidió al juez que no tuviese en cuenta su edad al dictar sentencia ya que para ella pasar el resto de su vida en la cárcel sería un "gran honor".