El líder de AfD asegura antes de las cruciales elecciones de Baviera que su partido no acepta a nazis

Alexander Gauland
REUTERS / HANNIBAL HANSCHKE
Publicado 13/10/2018 15:49:10CET

COTTBUS (ALEMANIA), 13 Oct. (DPA/EP) -

El líder del partido de ultraderecha Alternativa para Alemania, Alexander Gauland, ha insistido este sábado en que "los nazis no pertenecen a esta formación" a menos de 24 horas de unas cruciales elecciones estatales en Baviera, donde aspira a tener presencia parlamentaria por vez primera desde su fundación en 2013.

"No lo digo porque nos estén viendo los servicios de Inteligencia. Lo digo porque estamos hablando del alma del partido", ha declarado durante una convención previa a los comicios.

El partido ha crecido en el apoyo de los votantes, pero está cada vez más presionado a medida que los funcionarios de inteligencia del estado recopilan material para decidir este año si colocan al partido bajo vigilancia por posibles vínculos con filonazis.

De hecho, varios miembros de la formación han sido vistos junto a neonazis en protestas en la ciudad de Chemnitz a principios de septiembre, los detractores del partido lo acusan de una creciente afinidad con formaciones ilegales, seguidoras del legado de Adolf Hitler.

Gauland ha declarado que el partido ofrece una verdadera alternativa en el espectro político. "Pero justo ahora que abogamos por la democracia, y justo ahora que luchamos por una política alternativa para el futuro de nuestra nación, es esencial que nos mantengamos alejados, sí, lo digo de manera tan directa, de personas con algún tipo de ideología nazi ".

POSIBLE DEBACLE CONSERVADORA

La conservadora Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) se enfrenta este domingo a una debacle si se confirma el desplome al que apuntan las encuestas para las elecciones estatales de este domingo y que abriría una nueva crisis en el aliado de la canciller alemana, Angela Merkel, si acaba perdiendo la mayoría absoluta ante la ultraderecha representada por AfD, potencial candidata al Parlamento muniqués por vez primera.

Los sondeos hablan de una caída de aproximadamente 15 puntos en comparación con las elecciones de 2013, del 47,7 por ciento al 32,9 por ciento, de acuerdo con la encuestadora berlinesa Civey. Prácticamente coincide con el 12,8 por ciento de los votos que obtendría la AfD.

La CSU reconoce abiertamente el problema. "Estamos en una situación grave, no solo por nosotros, sino también por la democracia en nuestro estado", ha lamentado el líder estatal de la CSU y primer ministro bávaro, Markus Soeder.

Baviera, que aloja a gigantes corporativos como BMW, Siemens y Allianz, es una de las principales economías de Europa. Sus 12,9 millones de residentes disfrutan de la tasa de desempleo más baja de Alemania (2,8%) y algunos de sus salarios más altos.