Actualizado 20/05/2015 19:21 CET

Líder islamista libio propone elecciones como solución al conflicto

TRÍPOLI, 20 May. (Reuters/EP) -

Para terminar el conflicto en Libia, donde dos gobiernos y parlamentos compiten por hacerse con el control del país y de las riquezas del petróleo, es necesario que se realicen nuevas elecciones, ha afirmado un importante líder islamista que apoya al autoproclamado Gobierno en Trípoli.

"El pueblo de Libia debería elegir nuevas personalidades que le represente. Creo que es una solución muy apropiada", ha asegurado el ex viceministro de Defensa Jalid Sherif. "Esta es una solución nacional", ha reiterado en una entrevista a Reuters.

Naciones Unidas ha mantenido varias conversaciones destinadas a intentar convencer a las facciones rivales de formar Gobierno, tras cuatro años de guerra civil desde el derrocamiento de Muamar Gadafi. Sin embargo, el avance ha sido más bien lento ya que ambas partes quieren imponer su propio Parlamento para formar cualquier gabinete de unidad.

Sherif luchó contra las tropas soviéticas cuando invadieron Afganistán y buscó el derrocamiento de Gadafi en 1990 para después terminar uniéndose a las revueltas de 2011. En la actualidad continúa siendo una persona de influencia dentro de un grupo islamista que respalda al Gobierno de Trípoli.

Asimismo, ha asegurado que el mandato de la Asamblea establecida en Tobruk terminará a través de la ley en octubre, con el compromiso de una nueva votación electoral, para lo que sería necesario que ambas partes acuerden un alto al fuego hasta ese momento.

"Pedimos a la comunidad internacional que supervise las elecciones para que no haya actos fraudulentos", ha explicado Sherif. "Todas las partes deberán supervisar las elecciones en todas las áreas de Libia", ha afirmado.

La Cámara de Representantes fue elegida en junio de 2014 con un plazo máximo de 18 meses para presentar una propuesta de Constitución que debería ser sometida a una votación. Ese plan se ha visto destruido por los incesantes enfrentamientos, aunque un comité continúa trabajando en una propuesta. "Existe un deseo de todas las partes para el diálogo", ha dicho Sherif.

CRISIS LIBIA

El primer ministro de Libia reconocido internacionalmente, Abdulá al Thinni, se ha establecido junto a otros altos cargos en Tobruk, en el este del país, desde que combatientes de la ciudad occidental de Misrata tomaron Trípoli en agosto. El grupo de Misrata ha establecido sus propios Parlamento y Gobierno, son reconocidos por la comunidad internacional.

Las dos partes se culpan mutuamente del conflicto libio. Al Thinni denuncia que el ataque de Amanecer de Libia sobre Trípoli llevó al país al caos; mientras que esta coalición señala que fue el general del Ejército, Jalifa Haftar, fue quien comenzó la violencia en mayo de 2014 cuando lanzó su guerra particular contra los islamistas en Benghazi.

Para leer más