El líder opositor de Zimbabue se desentiende de la violencia postelectoral: "Mis manos están limpias"

Nelson Chamisa
REUTERS / MIKE HUTCHINGS - Archivo
Publicado 26/11/2018 21:37:23CET

HARARE, 26 Nov. (Reuters/EP) -

El líder opositor zimbabuense Nelson Chamisa se ha desvinculado de la violencia desatada tras las elecciones presidenciales del 30 de julio, que se saldaron con seis muertos, en su comparecencia de este lunes ante la comisión que investiga los hechos.

"Mis manos están limpias (...). Estas manos que veis aquí no han derramado sangre", ha dicho. "Mi conciencia está muy tranquila y mi determinación es inquebrantable", ha añadido el líder del Movimiento por un Cambio Democrático (MDC, por sus siglas en inglés).

Los citados comicios fueron los primeros celebrados en Zimbabue tras la dimisión de Robert Mugabe, acosado por sus propias Fuerzas Armadas y por sus vecinos regionales, para que permitiera una transición pacífica del poder después de 30 años.

Chamisa tenía la expectativa de vencer al candidato oficialista, Emmerson Mnangagwa, con un 50,8 por ciento de los votos. Los simpatizantes del MDC se echaron a las calles de Harare nada más conocer los resultados oficiales para denunciar fraude. Seis personas murieron en los enfrentamientos desatados con policías y militares.

El líder opositor ha defendido este lunes que el MDC no convocó las protestas callejeras y ha sugerido que el partido gobernante, el ZANU-PF, podría haberlas reventado desde dentro para inculpar a las fuerzas opositoras del derramamiento de sangre.

La comisión de investigación, encabezada por el ex presidente sudafricano Kgalema Motlante, ha escuchado también los testimonios de las fuerzas de seguridad, que han acusado a Chamisa y a otros líderes opositores de incitar a la violencia.

Chamisa, por su parte, ha anunciado que el MDC protagonizará una manifestación pacífica el jueves para denunciar el deterioro económico de Zimbabue.