Publicado 23/06/2020 16:21:52 +02:00CET

La Liga Árabe expresa su rechazo a la injerencia extranjera en Libia y dice que "no hay solución militar"

El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit
El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit - Tobias Hase/dpa - Archivo

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Liga Árabe ha expresado este martes su rechazo a la injerencia extranjera en Libia y ha recalcado que "no hay solución militar" al conflicto, al tiempo que ha incidido que el mismo supone "una amenaza" para la seguridad en la región.

El secretario general del organismo, Ahmed Abul Gheit, ha criticado el "sistemático reclutamiento de mercenarios y combatientes extranjeros", la "internacionalización del conflicto libio" y las "continuas violaciones del embargo de armas" aplicado por Naciones Unidas.

"Esto ha hecho que Libia, un estado miembro de la Liga Árabe, sea escenario de intervenciones extranjeras", ha lamentado, en unas declaraciones formuladas durante una reunión ministerial para abordar el conflicto, según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.

Abul Gheit ha incidido además en que "la población de Libia ha soportado continuamente las graves repercusiones del conflicto desde hace años" y ha añadido que los últimos acontecimientos sobre el terreno hacen que el objetivo de lograr un acuerdo "se aleje".

"Las implicaciones del conflicto suponen una amenaza para la seguridad y la unidad del Estado libio, la estabilidad de los países vecinos y la seguridad nacional árabe en su conjunto", ha argüido, antes de expresar el apoyo del organismo a la soberanía e independencia del país africano.

Por ello, ha insistido en que la Liga Árabe sólo apoya una solución política bajo supervisión de la ONU y en línea con las resoluciones del organismo y las conferencia de Berlín, antes de pedir el fin de los combates, especialmente en los alrededores de Sirte.

Las fuerzas leales al Gobierno de unidad, respaldado por la ONU, rechazaron hace unas semanas la ofensiva lanzada en abril de 2019 por el mariscal de campo Jalifa Haftar, apoyado por las autoridades asentadas en el este del país, y han mantenido su avance hacia el este, llegando a Sirte.

Por último, Abul Gheit ha aplaudido "cualquier esfuerzo" para facilitar el reinicio de "conversaciones serias" entre las partes y ha agregado que la propuesta planteada por Egipto --rechazada por el Gobierno de unidad-- es una "sugerencia constructiva".

La propuesta del presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, llegó tras un viaje de Haftar a El Cairo después de sus recientes derrotas militares frente al Gobierno de unidad, después de que Turquía empezara a prestar apoyo militar a las autoridades de Trípoli.

El mariscal de campo ha sufrido una serie de varapalos que han puesto a sus fuerzas en desbandada hacia el este, a pesar del apoyo recibido por Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y el Grupo Wagner, liderado por un aliado del presidente ruso, Vladimir Putin, que ha enviado mercenarios y equipamiento militar.

El Ejecutivo de Fayez Serraj ha rechazado ya desde hace meses entablar cualquier conversación con Haftar, al que no considera una parte de fiar en las negociaciones, debido a que el mariscal de campo ha roto varios de los borradores de acuerdo y ha continuado su ofensiva a pesar de los esfuerzos internacionales para lograr la paz.

Contador

Para leer más