Llamamiento de las ONG a los líderes mundiales: "Hay que evitar la catástrofe humanitaria" en Idlib

Niños desplazados en Idlib
REUTERS / OSMAN ORSAL - Archivo
Publicado 07/09/2018 12:01:08CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Ocho de las principales ONG internacionales han hecho un llamamiento este viernes a los líderes mundiales a que trabajen en pro de una "solución diplomática" que evite que se produzca una operación militar en la región siria de Idlib, último bastión rebelde, que desencadenaría "la mayor catástrofe humanitaria" hasta la fecha en Siria.

En una declaración con motivo de la reunión en Teherán de los presidentes de Rusia, Irán y Turquía y otra del Consejo de Seguridad de la ONU para hablar sobre la situación en Siria, las ONG han advertido de que "millones de civiles atrapados en Idlib se enfrentan a la mayor catástrofe humanitaria en el conflicto de Siria en caso de que se produzca una importante escalada militar en el noroeste del país".

Según han defendido las organizaciones humanitarias, los participantes en dichas reuniones, algunos de los cuales son actores activos en el conflicto, "deben garantizar que van a trabajar juntos para defender el Derecho Internacional Humanitario y los Derechos Humanos, proteger a los civiles, incluidos los trabajadores humanitarios y la infraestructura civil, y permitir el acceso sin impedimentos a las organizaciones humanitarias".

En Idlib y sus alrededores, la ONU estima que viven cerca de 3 millones de personas, alrededor de la mitad desplazados llegados de otras partes de Siria huyendo del conflicto. Además, se estima que unos 2 millones de personas necesitan ayuda humanitaria para subsistir.

En este sentido, las organizaciones firmantes, entre las que se encuentran Save the Children o World Vision, han dicho que ya "están abrumadas tratando de proporcionar refugio, comida, agua, educación y atención médica" en esta zona, en especial a los desplazados, muchos de los cuales llegaron a Idlib "después de haber abandonado áreas previamente recuperadas por las fuerzas gubernamentales, y con poco más que la ropa que llevaban puesta".

Una vez más, han denunciado, "serán los más vulnerables los que pagarán el precio más alto", en especial mujeres, niños y ancianos que "probablemente no puedan huir a un lugar seguro".

"Los centros de salud, las escuelas, las fuentes de agua potable y otras infraestructuras vitales en Idlib ya han sufrido grandes daños en este conflicto", dificultando la labor de los trabajadores humanitarios, han subrayado, advirtiendo de que si se producen bombardeos adicionales "los recursos llegarán al límite".

Así las cosas, han prevenido de que si como resultado de la eventual ofensiva del régimen sirio y sus aliados se ven obligadas a paralizar sus operaciones, "los civiles vulnerables quedarán sin apoyo humanitario vital". Además, han indicado, las organizaciones que operan en las áreas controladas por el Gobierno carecen actualmente de acceso a Idlib y financiación para satisfacer las necesidades humanitarias.

Por todo ello, los firmantes, entre los que también figura el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), el Consejo Danés para los Refugiados (DRC), CARE, International Rescue Commitee (IRC), Mercy Corps y Humanity & Inclusion, han defendido que "es vital que los líderes mundiales aprovechen esta oportunidad para trabajar juntos en una solución diplomática que pueda proteger a los civiles de un mayor aumento de la violencia".