López Obrador pide apoyo a los mexicanos en la lucha contra el robo de combustible

Obrador guarantees fuel supply in Mexico
Arturo Monroy/NOTIMEX/dpa
Publicado 14/01/2019 7:57:35CET

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha pedido el apoyo a los mexicanos en la lucha contra el robo de combustible y ha instado a no perder la calma dado que "poco a poco la situación se irá normalizando".

A través de un mensaje difundido en redes sociales, el mandatario ha explicado que el personal del Ejército, la Marina y las fuerzas de seguridad se encuentran supervisando permanentemente los ductos de la petrolera estatal Pemex para evitar nuevos actos de vandalismo y sabotaje.

"Es una ilegalidad, una inmoralidad, un acto de corrupción que teníamos que enfrentar", ha subrayado López Obrador, que ha asegurado que existe suficiente gasolina y diésel en el país. Según el dirigente, "es cosa de cambiar el sistema de distribución y controlar los ductos porque antes los tenían abiertos por completo".

En este sentido, ha afirmado que el plan se mantendrá con el apoyo de las personas y ha señalado que él mismo actualizará la información respecto a los avances, según ha informado la cadena de noticias Telesur.

"No nos vamos a dar por vencidos. A ver quién se cansa primero. Dado que hay acciones de sabotaje, llamo a que toda la población nos ayude (...) vamos a resolver pronto este asunto, cero corrupción, cero impunidad", ha sostenido.

En los últimos días, largas filas de vehículos comenzaron a hacerse visibles tras el lanzamiento a fines de 2018 de una ofensiva del presidente para combatir el extendido robo de combustible, lo que ha supuesto el cierre de ductos de Pemex y la distribución a través de camiones cisterna.

Pemex, que ha indicado que se encuentra trabajando de forma conjunta con el Gobierno y quince dependencias federales para erradicar el robo de combustible en el país, ha instado a la población a no acudir en masa a las gasolineras ni caer en especulaciones debido a una presunta falta de combustible.

El plan de López Obrador, lanzado a finales de diciembre, ha incrementado la presencia de efectivos de las Fuerzas Armadas en instalaciones estratégicas de Pemex, como sus seis refinerías, y por primera vez los involucra en el proceso de supervisión del sistema que vigila el funcionamiento de la distribución de combustibles.

Contador