Publicado 12/01/2016 20:52CET

El LRA secuestra al menos a 24 personas en República Centroafricana

Ejército de Resistencia del Señor (LRA) en el Congo
REUTERS

BANGUI, 12 Ene. (Reuters/EP) -

Los milicianos del Ejército de Resistencia del Señor (LRA, por sus siglas en inglés) han matado a una persona y secuestrado al menos a otras 24 durante una serie de ataques perpetrados desde hace dos semanas en una remota área productora de diamantes en República Centroafricana, según han señalado fuentes oficiales y locales este martes.

El LRA, conocido por masacrar y mutilar ciudadanos y raptar niños para utilizarlos como combatientes y esclavos sexuales, ha liderado varios ataques este sábado cerca de la población de Diya, a unos 600 kilómetros de la capital del país, Bangui.

"En el primer secuestro, raptaron a diez personas. Seis fueron liberadas y las otras todavía continúan con ellos. En un segundo ataque, cerca de 20 personas fueron secuestradas y todavía continúan con los milicianos", ha explicado un alto cargo del Gobierno local, Herve Omere Fei Omona. El dirigente también ha señalado que una persona ha muerto durante los ataques y que un vehículo ha sido incendiado.

"Los secuestrados iban a vender sus productos en el mercado de Diya y fueron raptados para cargar el botín obtenido por el LRA en el pueblo", ha matizado un trabajador humanitario, Gaston Gazale. Los residentes locales han añadido que los atacantes llevaban uniformes y que no hablaban francés ni la lengua nacional, el sango.

Aunque los secuestros se produjeron el sábado, los hechos no han salido a la luz hasta este martes, debido a lo apartado de la región donde se han desarrollado los sucesos y a las ya de por sí pobres comunicaciones de República Centroafricana, agravadas por los enfrentamientos entre los grupos cristianos y musulmanes del país.

Los incidentes representan el peor historial de raptos perpetrados por el grupo criminal --liderado por el señor de la guerra Joseph Kony-- en los últimos meses en República Centroafricana, que se tambalea tras años de conflictos interreligiosos.

Después de un refuerzo del poder militar en Uganda, el LRA abandonó dicho país hace una década, y desde entonces sus milicianos se dividen sobre las regiones anárquicas de República Democrática del Congo, Sudán del Sur y República Centroafricana.

Estados Unidos ha respaldado los esfuerzos de la coalición regional liderada por Uganda para acabar con los milicianos, cuyo número se cree aumentará mientras Kony y otros líderes del grupo se enfrentan a una orden de captura emitida por el Tribunal Penal Internacional.

No obstante, a pesar de los progresos realizados, entre los que se incluye la rendición del comandante Dominic Ongwen el pasado año, el LRA continúa atacando civiles.

Para leer más