Luchando contra la violencia doméstica en los 'slum' de Bombay

Mujeres que trabajan en Creative Handicrafts
CREATIVE HANDICRAFTS 
Actualizado 08/10/2018 9:49:38 CET

Creative Handicrafts, que fabrica ropa de comercio justo, da empleo a cientos de mujeres en esta ciudad india

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La violencia doméstica es un problema recurrente en India. En los 'slums' de Bombay, donde vive más de la mitad de los 15 millones de habitantes de la ciudad, también está muy presente. Por eso, tras ver como cada mañana algunas de las mujeres que trabajan en los talleres de Creative Handicrafts, Johny Joseph, su director, decidió que había llegado el momento de hacer algo al respecto.

"Me daba mucha pena ver que las mujeres llegaban a trabajar por las mañanas completamente golpeadas", explica Joseph. "Hubo una mujer que llegó con heridas en todo su cuerpo, incluso en sus partes íntimas, porque su marido abusaba de ella", añade. "Fue entonces cuando me dije: 'Tenemos que hacer algo con esto'", subraya el director de Creative Handicrafts en una entrevista con Europa Press durante su reciente visita a Madrid.

"Trabajamos para las mujeres, para empoderarlas, y si una de nuestras mujeres es golpeada no tiene ningún sentido que no hagamos nada", subraya. De ahí partió en 2014 un proyecto, apoyado por Manos Unidas, en el que se trabaja no solo con las mujeres, sino también con sus maridos y sus hijos.

En el estudio inicial que se hizo antes de comenzar con el programa, según Joseph, más del 60 por ciento de las mujeres de los dos barrios chabolistas en los que trabaja Creative Handicrafs habían sido víctimas de algún tipo de abuso. El objetivo que se fijaron fue reducir a "cero en tres años" los casos de abusos entre las trabajadoras "y hemos llegado al 2 por ciento", resalta.

Foto: Creative Handicrafts

En los más de tres años que ha durado el proyecto, se ha ofrecido formación y asesoramiento, en algunos casos ha habido separaciones e incluso hombres que han tenido que acudir a centros de desintoxicación de alcohol. En este periodo, destaca, "fueron muchas las mujeres que acudieron a nosotros y nos dijeron 'están abusando de mí, por favor haced algo'".

Pero "el mayor descubrimiento", subraya Joseph, fue "que había también abusos a los niños". Según indica, se detectaron unos 1.000 niños que habían sido víctimas de abusos y se les ofreció asistencia y asesoramiento. En uno de los casos, subraya el padrastro y el hermanastro de dos de los niños terminaron en prisión por los abusos cometidos contra estos.

El objetivo ahora, señala el director de Creative Handicrafts, es ampliar el proyecto a un segundo grupo de mujeres aunque reconoce que le gustaría "llegar a todas las mujeres en el slum". Joseph tiene claro que el problema de los abusos contra las mujeres está muy extendido en India, no solo por parte de sus parejas, sino también por personas que están en posiciones de poder y los partidos políticos no hacen nada, e incluso intentan encubrirlo, lamenta.

"Las mujeres no se sienten seguras actualmente en India", denuncia. "Hay leyes contundentes pero no se están aplicando", subraya, lamentando que "en India las mujeres no son tratadas por igual y eso explica por qué muchas consideren como algo normal que sus maridos las peguen".

Foto: Creative Handicrafts

ACABAR CON LA DESIGUALDAD

Precisamente, fue para combatir esa desigualdad como surgió Creative Handicrafts. La organización partió de una cooperativa creada en 1984 por la misionera española Isabel Martín, en la que las mujeres cosían juguetes, y actualmente cuenta con 300 mujeres empleadas a tiempo completo, mientras que otras 800 trabajan de forma temporal.

Desde los juguetes de tela iniciales, la producción se ha ido diversificando y actualmente se centra sobre todo en ropa que se vende a través de comercio justo en todo el mundo. De hecho, Creative Handicrafts forma parte de la Red Mundial de Comercio Justo (WFTN, por sus siglas en inglés).

Además de la producción de ropa, la organización también tiene un programa de microcréditos y ahorro del que se benefician unas 1.500 mujeres y familias.

La organización cuenta con su propia guardería, donde las trabajadoras pueden dejar de forma segura a sus hijos mientras están en el taller, ofrece becas de estudio y ha creado un Centro de Desarrollo del Niño (CDC) al que las familias más necesitadas pueden llevar a sus hijos por un módico precio mientras están trabajando y donde se les ayuda con sus estudios y se evita así que muchos de ellos abandonen la escuela.

Foto: Creative Handicrafts 

HAY QUE EMPODERAR A LAS MUJERES

"En Creative Handicrafts trabajamos con las mujeres y las cosas relacionadas con ellas, con el fin de empoderarlas", subraya Joseph. "Las mujeres son capaces de afrontar estos problemas solo cuando son económicamente libres. Si no se las empodera económicamente nunca se las podrá empoderar cultural o socialmente", sostiene rotundo.

Por eso, añade, el objetivo de la organización es seguir expandiéndose y llegar a más mujer y esto pasa por incrementar las ventas de la producción de comercio justo, la otra 'pata' de Creative Handicrafts, tanto a nivel nacional, con la apertura de más tiendas en India, como en el extranjero. "Cada vez llegan más mujeres que nos piden que las demos trabajo", reconoce.

Las previsiones para 2018 es que las ventas alcancen los 1,5 millones de euros, el 10 por ciento de ellas en India y el resto en exportación a países como España, Francia, Reino Unido, Japón o Estados Unidos. De esta cantidad, explica Joseph, el 40 por ciento va a las trabajadoras, que son cooperativistas, mientras que otro 30 por ciento se destina a material y el resto a la administración de la organización.

"Ahora mismo, todo el proceso es totalmente sostenible", resalta Joseph, subrayando que si esto no fuera así el proyecto "se vendría abajo". Solo cuando se va a iniciar un nuevo proyecto, como la apertura de una nueva tienda por ejemplo, Creative Handicrafts busca fondos externos de organizaciones como Manos Unidas, que ha apoyado varios de los proyectos.

"Llevamos siendo sostenibles los últimos cinco años e incluso hemos conseguido algo de beneficio, la mitad del cual va a las mujeres y el resto para adquirir nuevo material y maquinaria", precisa, recordando que cuando Isabel Martín creó la organización quería que "todos los beneficios fueran para las mujeres".

Foto: Creative Handicrafts