Publicado 14/07/2021 08:33CET

Malta da marcha atrás y no prohibirá la entrada al país de personas no vacunadas contra el coronavirus

Archivo - El primer ministro de Malta, Robert Abela, en una comparecencia
Archivo - El primer ministro de Malta, Robert Abela, en una comparecencia - GOBIERNO DE MALTA - Archivo

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Malta ha dado marcha atrás y ha anunciado que finalmente no prohibirá que personas no vacunadas contra el coronavirus entren al país, al tiempo que ha recalcado que tendrán que permanecer en cuarentena obligatoria a su llegada.

El anuncio sobre el cambio en la decisión ha llegado horas antes de que entraran en vigor, algo que iba a suceder este mismo miércoles, y tras las críticas vertidas por la Comisión Europa contra La Valletta por la medida.

Así, el Gobierno ha resaltado en una nota legal que todas las personas no vacunadas que lleguen a Malta desde países considerados en "ámbar" --entre los que están todos los que integran la Unión Europea--, pueden entrar pero "deben estar un periodo en cuarentena".

Asimismo, ha aclarado que esta medida no afecta a "personas que no pueden ser vacunadas por motivos médicos y personas entre cinco y once años, ambas edades incluidas", que tendrán que presentar una prueba PCR negativa realizada como mucho 72 horas antes del viaje para evitar entrar en cuarentena.

La decisión de Malta ha llegado después de que la Comisión Europea avisara el lunes al país de que su decisión de prohibir la entrada y salida de personas no vacunadas es una medida que vulnera las reglas de la UE, incluido el derecho a la libre circulación de los europeos.

"El certificado de vacunación no puede ser una precondición para la libre circulación", apuntó el portavoz comunitario de Justicia, Christian Wigand, en una rueda de prensa en Bruselas al ser preguntado por las nuevas restricciones de viaje impuestas por las autoridades maltesas.

"Nos preocupa que Malta pueda discriminar a quienes no están plenamente vacunados", añadió el portavoz, que precisó que el asunto será tratado a nivel de expertos de los Veintisiete en el comité para la gestión de crisis en el Consejo.

La Unión Europea puso en marcha el pasado 1 de julio el Certificado Covid de la UE para tratar de reactivar el turismo dentro del bloque gracias a este documento, que no tiene el valor de un pasaporte ni otro documento de viaje, sino que certifica que el viajero ha sido vacunado, tiene anticuerpos o ha dado negativo en una prueba diagnóstica reciente.

El acuerdo a Veintisiete supone que todas las autoridades nacionales reconocen la veracidad y validez de los certificados expedidos en cada Estado miembro pero también que los viajeros titulares de este documento podrán desplazarse por el territorio común sin someterse a medidas adicionales, por ejemplo cuarentenas o test adicionales a su llegada a destino.

Contador

Para leer más