Los manifestantes de Hong Kong intentan paralizar las actividades del aeropuerto

Publicado 01/09/2019 13:44:01CET
Enfrentamientos en las estaciones al aeropuerto de Hong Kong
Enfrentamientos en las estaciones al aeropuerto de Hong Kong - REUTERS / TYRONE SIU

Las autoridades confirman al menos 63 detenidos en las violentas protestas del sábado

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los manifestantes de Hong Kong han centrado este domingo sus miras en las redes de transporte hacia el aeropuerto del territorio en un intento de paralizar los vuelos como ya ocurriera hace quince días, aunque de momento las instalaciones siguen operando con normalidad.

Los participantes en la manifestación han llegado a irrumpir en el mismo aeropuerto durante unos minutos antes de ser desalojados por la Policía, según testigos del 'Hong Kong Free Press', y retornar a las barricadas que han establecido en algunos puntos de acceso a la Terminal 1.

El momento más tenso ha ocurrido poco después, cuando miles de manifestantes han inundado con mangueras de agua la estación subterránea de Tung Chung a varios kilómetros del aeropuerto, antes de comenzar a merodear por un centro comercial cercano.

A lo largo de la noche se esperan otras dos protestas, en la ciudad de Tin Shui Wai, al norte de Hong Kong, a frente al consulado británico en la avenida del Almirantazgo, donde miles de hongkoneses solicitarán al Gobierno británico, potencia colonial hasta 1997, el permiso para validar sus pasaportes en el caso de que quieran residir en Reino Unido.

Con todo, y de momento, el día transcurre con más tranquilidad en comparación con los disturbios del sábado, que han dejado un balance de 63 detenidos, según las cifras recogidas por el 'South China Morning Post', en lo que se trata del decimotercer fin de semana consecutivo de protestas contra las autoridades a partir de la polémica, y ahora suspendida, propuesta de ley de extradición a China.

Entre los detenidos, según el superintendente Tsui Suk Yee hay 54 hombres y nueve mujeres, de 13 a 36 años, y podrían ser imputados por daños criminales, posesión de armas, reunión ilegal y posesión de material explosivo, en referencia a los cócteles molotov empleados el sábado por algunos radicales contra las fuerzas de seguridad. Entre los artículos confiscados a los sospechosos hay máscaras de gas, punteros láser, bolas de metal y cascos.

De vuelta en las inmediaciones del aeropuerto, los manifestantes han conseguido el cierre de al menos nueve estaciones de transporte, cuyos efectos se están percibiendo en la Terminal 2 del aeropuerto del territorio en forma de ralentizaciones de los abordajes.

A pesar de ello, las autoridades aeroportuarias han confirmado que la mayoría de los vuelos que salen de Hong Kong funcionan normalmente a pesar de la interrupción de los enlaces de transporte.

Para leer más