Más de 5 millones de somalíes sufrirán inseguridad alimentaria antes de 2020 a causa de las sequías, según la ONU

Publicado 13/07/2019 4:05:52CET
Una mujer afectada por la sequía en Somalia
Una mujer afectada por la sequía en SomaliaDPA / ANNA MAYUMI KERBER - Archivo

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos 5,4 millones de personas sufrirán inseguridad alimentaria antes de que finalice este año, según ha informado el portavoz de la Secretaría General de Naciones Unidas, Farhan Haq, que además ha insistido en que casi la mitad de estas personas se enfrentan a situaciones de crisis y necesitan asistencia urgentemente.

Se estima que hay 1,2 millones de niños y niñas desnutridos, según han indicado a la ONU algunos de sus socios humanitarios en el país. La prolongada sequía, los conflictos armados o el aumento de desalojos de personas desplazadas internamente están sumiendo a Somalia en una nueva etapa de emergencia humanitaria.

Ante esta situación, el Gobierno de Somalia con el apoyo de Naciones Unidas y de organizaciones humanitarias, está ejecutando un plan de respuesta a esta sequía de 686 millones de dólares para ayudar a 4,5 millones de somalíes en lo que queda de año.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advirtió el pasado mes de mayo de que la escasez de precipitaciones que se prevé en el Cuerno de África durante el periodo comprendido entre julio y septiembre podría provocar que 2,2 millones de personas, casi el 18 por ciento de la población del país, vivan en una situación de hambruna.

Según un estudio realizado por esta organización, se espera que el número de personas en situación de hambruna en Somalia sea un 40 por ciento más elevado que las cifras estimadas a principios de año. "Las lluvias de abril y principios de mayo contribuyen a mejorar la seguridad alimentaria de los somalíes durante todo el año, ya que son cruciales para la principal cosecha anual que se produce en julio", aseguró Mario Zappacosta, economista en la FAO.

El organismo también mostró su preocupación por el número de niños que padecen desnutrición y que han sido admitidos en los centros de alimentación terapéutica desde que ha comenzado este año. El preocupante numero de animales en malas condiciones es también una señal de alarma para la agencia.

"Los pastores de las zonas más afectadas por la sequía se han visto obligados a sacrificar a las crías de sus animales, ya que no tienen suficiente pienso y agua para todos ellos", aseguró el representante de la FAO en Somalia, Serge Tissot.

La previsión se basa en datos recopilados por expertos de la FAO que incluyen varios análisis de las precipitaciones y las temperaturas y que prevén la peor sequía del país de los últimos años.

Contador

Para leer más