Mauritania/España.-El barco averiado está "estabilizado", mientras continúan las negociaciones entre España y Mauritania

Actualizado 05/02/2007 22:48:46 CET

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El barco averiado desde el pasado sábado frente a las costas mauritanas con 200 inmigrantes de nacionalidad paquistaní "está estabilizado", "controlado" y la gente en su interior "asistida", según informaron fuentes diplomáticas a Europa Press, que garantizaron que la "habitabilidad" del barco está confirmada.

Las mismas fuentes aseguraron que continúan las negociaciones entre las autoridades españolas y las mauritanas a pesar de la negativa de Nuakchot a permitir que el barco atraque en el puerto más cercano de Nuadibú, así como su rechazo al desembarco en territorio mauritano de estos inmigrantes.

Según confirmaron fuentes diplomáticas españolas, "los contactos son continuos" con Mauritania, cuyas autoridades alegan que la avería del barco se produjo en aguas territoriales "fuera de su jurisdicción", por lo que justifica su falta de cooperación en el rescate del buque --remolcado el sábado por el buque de Salvamento Marítimo 'Luz del mar'--, por ser un asunto "más allá de su competencia".

En este sentido, "las comunicaciones no están siendo fáciles", reconocieron dichas fuentes, por la persistencia de Mauritania a justificar que "no están obligados a prestar asistencia" al barco "averiado a 100 millas de Nuadibú y a 500 de la costa sur de Tenerife".

Asimismo, el Ejecutivo español podría barajar "varias posibilidades" en torno al rescate, una de las cuales pasaría por que "la tripulación volviera a su punto de origen, en Guinea Conakry", teniendo en cuenta la "capacidad de navegación del barco", esto es "el estado del barco" o, tal vez, podría contemplarse "el desplazamiento por tierra".

El rescate del barco se produjo en aguas internacionales, pero como Nuakchot no es firmante de los tratados que regulan el rescate de buques, a efectos de la legislación internacional, las aguas mauritanas se las reparten los estados limítrofes, es decir, Senegal y España.

Debido a que Senegal indicó que no podía asistir al barco por falta de medios, fue el buque de Salvamento Marítimo 'Luz del Mar' el que finalmente atendió la llamada. Una vez atendida la emergencia, que resultó ser de carácter leve, el 'Luz del mar' tenía obligación de conducir al barco al puerto más cercano, que era el de Nuadibú.