May resta importancia a extender "unos meses" más allá de lo acordado la transición al Brexit

Theresa May
REUTERS / FRANCOIS LENOIR
Actualizado 18/10/2018 10:55:59 CET

BRUSELAS, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

La primera ministra británica, Theresa May, ha restado importancia este jueves a la idea de extender "unos meses" más allá de 2020 el periodo transitorio hacia la salida efectiva de Reino Unido de la Unión Europea, que en base a las negociaciones del acuerdo de retirada debía durar hasta diciembre de ese año, tras haberse mostrado un día antes "abierta" a considerar esta propuesta en su intervención en la cumbre de líderes de la UE.

"Ha surgido una idea, crear una opción para extender la implementación del periodo transitorio unos cuantos meses, pero la clave es que no se espera que tenga que utilizarse, porque estamos trabajando para asegurar que tenemos una relación futura (con la UE) a finales de diciembre de 2020" que sirva para evitar una 'frontera dura' en Irlanda, ha explicado May a su llegada al segundo día de cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la UE en Bruselas.

"No esperamos que exista una brecha" entre el final del periodo transitorio y la futura relación comercial con el resto del bloque comunitario, ha dicho May, pero "si esto sucede queremos asegurar que no emerge una frontera dura en Irlanda".

Así, el objetivo de May es asegurar que Reino Unido y la UE cierren antes de finales de 2020 un acuerdo comercial lo suficientemente ambicioso como para evitar que el periodo de transición se amplíe más allá de diciembre de ese año, tal y como se acordó con el bloque comunitario, y evitar los controles aduaneros entre la región británica del Úlster y la República de Irlanda.

No obstante, no es posible negociar un potencial acuerdo de libre comercio entre la UE y Reino Unido sin que previamente ambas partes hayan cerrado los términos del divorcio que permitan a este país salir del bloque comunitario en la fecha acordada, el 29 de marzo de 2019. La eventual inclusión de todo el territorio británico en la unión aduanera tendría así que negociarse tras esa fecha.

"Divergimos sobre la posición principal. Ella no tiene margen para aplicar la Unión Aduanera sólo a Irlanda del Norte, mientras que para la Unión Europea no parece aceptable la Unión Aduanera para todo el territorio de Reino Unido", ha explicado el primer ministro croata, Andrej Plenkovic.

El dirigente croata ha defendido que la oferta de la UE es "bastante generosa" y ha dejado claro que sólo se convocara una cumbre en noviembre si ambas partes alcanzan "un acuerdo a nivel de negociadores". "Si no volveremos a la cuestión en diciembre", ha explicado.

"Más que nunca la pelota está en el campo de Reino Unido", ha avisado el primer ministro belga, Charles Michel, que ha asegurado que los 27 están dispuestos a ser "constructivos" para llegar a un acuerdo pero ha exigido "claridad" a Londres.

Y ha dejado claro que serán "muy firmes para impedir que mañana haya competencia desleal entre las empresas británicas y europeas". "No podemos pedir todo y su contrario", ha zanjado el belga.

En la misma línea, el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, ha reconocido que hay que encontrar un equilibrio "adecuado" tras admitir que May tiene "mucha presión" en casa.

"Pero no puede picotear y destruir el mercado interior", ha remachado. "Si empezamos a abrir el mercado interior con sus normas será el fin de nuestro mercado interior", ha apostillado.

Bettel ha admitido que la idea de extender la transición un año más "es una de las opciones" pero ha rechazado aventurar si ello conllevaría que Londres continúe contribuyendo al presupuesto europeo, porque la factura, ha insistido, "se hace al final".

EL 29 DE MARZO, 'GAME OVER'

El luxemburgués ha querido elevar el tono subrayando la urgencia en todo caso de llegar a un acuerdo sobre el Brexit. "El 29 de marzo, 'game over'", ha avisado, insistiendo en que hace falta un acuerdo "antes" de la salida de Reino Unido del bloque. "El Gobierno británico sabe cuáles son los problemas. Tienen que moverse", ha insistido.

Por su parte, el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, ha asegurado a su llegada a la cumbre que la 'premier' no avanzó este miércoles a los líderes claramente una posición clara sobre si está a favor o en contra de la extensión del periodo de transición al Brexit un año más, algo que el Parlamento aceptaría, ha dicho, tras recordar que su "primera" propuesta abogaba por prolongar "tres años" la transición.

"Si hay una propuesta sobre la mesa sobre esto estamos a favor", ha asegurado Tajani a su llegada a la cumbre europea en declaraciones a la prensa.

Tajani ha recordado que ya hay "acuerdo" sobre los derechos de los ciudadanos y la factura del Brexit pero hay que "trabajar mucho en las próximas semanas" para llegar a un acuerdo sobre el llamado 'backstop', el último escollo para poder sellar un acuerdo sobre las condiciones del divorcio.

Se trata de la solución de emergencia para evitar la vuelta de una frontera dura entre Irlanda y Úlster si no hay otra alternativa viable que presente Londres. Para el bloque, la solución es mantener a Ulster en la unión aduanera, algo inaceptable para Londres porque crearía la necesidad de llevar a cabo controles aduaneros para los bienes que circulen entre la provincia británica de Irlanda del Norte y el resto de Reino Unido.

"Sin el tercer punto para nosotros es imposible votar a favor del acuerdo. Tenemos que trabajar mucho en las próximas semanas", ha dicho el italiano, que ha asegurado que en el bloque están "listos" para la eventualidad de un no acuerdo "pero es mejor tener un acuerdo". "Quiero ser optimista", ha sentenciado.

Contador