Actualizado 04/04/2020 7:15:21 +00:00 CET

Las medidas contra el coronavirus en Sudán dificultan el acceso a la ayuda humanitaria

Imagen de una mujer en Sudán mirando un cartel informativo sobre el coronavirus.
Imagen de una mujer en Sudán mirando un cartel informativo sobre el coronavirus. - faiz Abu bakr

El coronavirus en España y en el mundo, en directo 

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El avance del coronavirus ha dificultado el acceso a la ayuda humanitaria en Sudán, después de que las medidas aprobadas por el Gobierno sudanés para prevenir el coronavirus estén afectando al acceso y suministro de servicios de asistencia.

El portavoz de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Jens Laerke, ha señalado que hasta el momento hay siete casos confirmados de Covid-19 en Sudán, entre ellos dos muertes, todos ellos procedentes del extranjeros y que están recibiendo tratamiento médico en la capital, Jartum.

Entre las medidas que ha tomado el Gobierno se encuentra el toque de queda desde las 18.00 hasta las 06.00 horas, el cierre de los colegios durante un mes y la reducción de personal en las principales oficinas gubernamentales.

Ante esta situación, la ONU ha comenzado a organizar la distribución anticipada de raciones de comida para dos o tres meses con el objetivo de evitar la frecuencia de las reuniones y la propagación del virus, según recoge un comunicado.

Laerke ha precisado que para proteger a los niños que sufren malnutrición se aumentará el suministro de alimentos listos para el consumo, lo que reducirá la frecuencia de las visitas por parte de los trabajadores.

Asimismo, ha indicado que se están elaborando procedimientos para que se siga garantizando que los trabajadores sanitarios pueden suministrar vacunas y suplementos nutricionales, además de mantener los programas de alimentación de los niños más pequeños.

Sin embargo, el portavoz ha informado de que se suspenderán todas las actividades que conllevan reunir a varias personas como son los entrenamientos, 'workshops', encuentros o charlas.

En el estado Nilo Azul, Laerke ha sostenido que se mejorará el conocimiento y las habilidades de los trabajadores sanitarios para adaptarse al coronavirus con el objetivo de concienciar a la población y ayudar a identificar casos sospechosos de Covid-19.

Por otro lado, en el estado de Darfur Sur, el portavoz de la OCHA ha subrayado que el Gobierno sudanés ha identificado dos centros de aislamiento donde se podría derivar a pacientes y para el que se está adquiriendo el material necesario.

Por último, ha destacado que hay 9,2 millones de personas en Sudán que necesitan asistencia, entre los que se encuentran tres millones de refugiados y desplazados dentro del propio país.

Para leer más