Medio millón de niños necesitarán ayuda alimentaria en Malaui

Actualizado 30/12/2015 12:05:32 CET

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El retraso de las lluvias y las posteriores inundaciones han limitado la capacidad de gran parte de la población de Malaui para hacer frente a sus necesidades alimentarias y, según Acción Contra el Hambre, más de medio millón de niños necesitarán ayuda en los próximos seis meses.

En el primer semestre de 2016, casi tres millones de personas no verán cubiertas sus necesidades básicas, entre ellas más de 530.000 niños menores de cinco años, según los datos del Comité de Evaluación de Vulnerabilidad de Malaui. Las estimaciones de prevalencia de la desnutrición cifran en 20.000 los casos de desnutrición aguda.

Malaui, uno de los países más pobres de África --más de la mitad de la población vive por debajo del umbral de la pobreza--, ha sufrido este año una serie de complicaciones climatológicas que han agudizado su delicada situación. El retraso de las lluvias fue seguido por fuertes inundaciones que barrieron no sólo con vidas humanas, sino también con los medios de subsistencia de parte de la ciudadanía.

La responsable geográfica de Acción contra el Hambre para Malaui, Lucía Prieto, ha advertido de que las inundaciones de principios de 2015 afectaron a 630.000 personas y provocaron que "muchas familias perdieran sus reservas de alimentos". "El Gobierno ha estimado que la producción de maíz ha caído un 27 por ciento respecto a la del año pasado y un 20 por ciento en comparación con el promedio de los últimos cinco años", ha apuntado en un comunicado.

CAMBIO DE PATRONES

En este escenario, "la población ha comenzado a cambiar sus patrones de consumo de alimentos", lo que pasa por reducir la frecuencia de las comidas, en palabras del coordinador de la respuesta de emergencia de Acción contra el Hambre, Mikel Mendoza.

Mendoza ha subrayado que estos cambios tienen un "impacto negativo" en el estado nutricional de embarazadas y mujeres lactantes e incluso en la "productividad" de la población, con casos de "venta de activos" y de "reducción de gastos para el cuidado de la salud y la educación".

Acción contra el Hambre trabaja de forma coordinada con el Ministerio de Salud de Malaui pata tratar de dar una mejor respuesta ante las necesidades y detectar riesgos vinculados a la desnutrición. Tras una primera fase de emergencia --prevista de forma inminente--, en una segunda etapa se trabajará en la recuperación de los cultivos y medios de vida de la población afectada, de cara a una tercera fase centrada en la resiliencia y en la reducción de riesgos.

Para leer más