Actualizado 17/03/2009 20:14 CET

Los medios austriacos consiguen captar el rostro de Josef Fritzl a su entrada al tribunal

Reuters

VIENA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las cámaras de televisión consiguieron captar esta mañana el rostro de Josef Fritzl antes de que entrara al tribunal que le juzga por el secuestro y continuada violación de su hija Elisabeth a lo largo de 24 años, abusos de los que nacieron siete hijos.

Como ayer, el conocido como 'monstruo de Amstetten' apareció en el tribunal con la cara tapada con una carpeta donde guarda sus apuntes sobre su defensa, a pesar de ser uno de los hombres más conocidos del país por el caso que se destapó hace 11 meses.

Pero en un momento dado, las cámaras pudieron captar el rostro del acusado, que llegó a la sala rodeado de agentes de seguridad y la imagen fue rápidamente difundida por los medios de comunicación austríacos.

En esta segunda jornada del juicio, que se celebra a puerta cerrada dada la sensibilidad del caso en lo que los medios locales ya definen como el "juicio del siglo", estaba prevista la emisión de nuevos fragmentos del testimonio de Elisabeth, grabado en un vídeo de unas 11 horas de duración en el que la víctima relata su cautiverio y los abusos sufridos por su padre.

Según informa la BBC, el veredicto se espera para el jueves o el viernes. Si finalmente el jurado le declara culpable de asesinato, Fritzl sería condenado a cadena perpetua. En caso contrario, de ser hallado culpable de esclavitud la pena máxima es de 20 años de prisión, mientras que los otros cargos podrían suponer una condena de hasta 15 años.

El cargo más difícil de probar, según los expertos, será el de asesinato de uno de los siete hijos-nietos que Fritzl tuvo con su hija y que murió tres días después de nacer. La fiscal le acusa de omisión de socorro, lo que en Austria, en el caso de un bebé tan pequeño, se puede considerar asesinato.