Al menos 20 civiles afganos muertos, entre ellos 12 niños, en un bombardeo contra un comandante talibán

Actualizado 15/12/2018 18:37:09 CET

ASADABAD (AFGANISTÁN), 15 (Reuters/EP)

Al menos una veintena de civiles, entre ellos 12 niños, han muerto en un bombardeo contra un comandante talibán en la provincia afgana de Kunar, en el este del país, según han confirmado fuentes locales.

El ataque tuvo lugar a última hora del viernes y su objetivo era el alto mando conocido como Sharif Mawiya, en la última de una serie de operaciones contra los líderes talibán a nivel provincial, como Helmand, cuyo máximo responsable insurgente murió el 2 de diciembre en una operación similar.

Según las estimaciones del miembro del consejo de la provincia, Abdul Latif Fazli, más de 15 civiles han tenido que ser hospitalizados por el bombardeo, mientras que el gobernador de la provincia, Abdul Satar Mirzakwal, ha reconocido muertes entre los civiles, aunque no ha precisado una cifra.

"Sabemos que hay mujeres y niños muertos pero no sabría decir cuántos. Estamos enviando a un equipo de recogida de información", ha declarado.

En el ataque, efectuado concretamente en la localidad de Sheltan, también han muerto 38 combatientes talibán y de la organización terrorista Al Qaeda, entre ellos cuatro extranjeros, y otros 12 han resultado heridos, según el gobernador.

La misión de la OTAN Apoyo Rsuelto ha negado a través de una portavoz que estuviera realizando operaciones en Kunar en el momento del bombardeo. "Los talibán siguen utilizando a civiles como escudos humanos para parapetarse en edificios durante los enfrentamientos con las fuerzas afganas", ha indicado la portavoz, Debra Richardson.

La portavoz ha explicado que los ataques aéreos de Estados Unidos se encuadran en una nueva estrategia del Ejército afgano para atacar a la organización talibán en su conjunto, desde los combatientes de más bajo nivel hasta los líderes más destacados.

"Tenemos información de más de 40 combatientes talibán muertos en operaciones lideradas por los afganos con apoyo aéreo estadounidense en la provincia de Kunar", ha explicado Richardson.

Al menos 133 civiles han muerto y 336 han resultado heridos en ataques aéreos estadounidense y afganos desde el 1 de enero hasta el 30 de septiembre, según datos de la ONU, un 39 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

Las víctimas de bombardeos suponen un 8 por ciento del total de 8.050 civiles muertos o heridos en ese periodo. El total de víctimas civiles se ha mantenido más o menos estable.