Al menos veinte organizaciones unen esfuerzos para luchar contra la trata de personas en Nigeria

Publicado 13/07/2019 7:00:50CET
La gran mayoría de las migrantes nigerianas que llegan a España por vías clandestinas han realizado el viaje con redes de trata de mujeres porque "les es imposible emprender un proyecto legal de emigración", pero España falla al identificarlas, no las rec
La gran mayoría de las migrantes nigerianas que llegan a España por vías clandestinas han realizado el viaje con redes de trata de mujeres porque "les es imposible emprender un proyecto legal de emigración", pero España falla al identificarlas, no las rec - WOMENS LINK WORLDWIDE - Archivo

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

En un intento por hacer frente a la trata de personas en el estado de Borno, en el noreste de Nigeria, donde 7,1 millones de personas necesitan asistencia humanitaria, veinte organizaciones han unido sus esfuerzos creando la Agrupación de Trabajo contra la Trata de Personas (ATTF, según sus siglas en inglés).

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), junto con Heartland Alliance International y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) han puesto en marcha este grupo de trabajo en Maiduguri, la capital de Borno.

El objetivo de esta iniciativa es promover la inclusión de medidas contra la trata en la respuesta humanitaria regional y actuar de esta forma sobre el sector de la protección.

Los agentes humanitarios se enfrentan a numerosos obstáculos para detectar las violaciones, identificar a las víctimas y cuantificar la magnitud general de la trata de personas. Además las víctimas rara vez se identifican a sí mismas o denuncian esta situación por temor a ser estigmatizadas o por la ausencia de mecanismos para poder denunciar, así como por el miedo a las repercusiones que pueden sufrir.

El conflicto y el desplazamiento de personas han agravado el riesgo de trata, especialmente en el caso de los hogares encabezados por mujeres y niños o en casos en donde los niños y jóvenes han sido separados de sus familias. Estos grupos corren un alto riesgo de sufrir violencia de género o de ser secuestrados o reclutados por distintos grupos armados.

Más de 130.000 personas han huido hacia el noreste de Nigeria desde principios de año, provocando que aumente la población en los campamentos de refugiados que ya están saturados. Como miles de personas carecen de refugio se ven obligadas a dormir al aire libre aumentando más su vulnerabilidad.

"La prevención y la respuesta a la trata de personas se pasa a menudo por alto o no se aborda de manera integral en los entornos humanitarios. Sin embargo, estas medidas pueden salvar vidas y deberían incorporarse en todas las zonas de conflicto", ha señalado Memory Mwale, responsable del proyecto de lucha contra el tráfico de personas de la OIM en Nigeria, reiterando el compromiso que tiene esta organización con abordar esta cuestión junto con el Gobierno del país.

En este sentido, la ATTF estará copresidida por la Agencia Nacional para la Prohibición de la Trata de Personas (NAPTIP) y el Ministerio de Asuntos de la Mujer y Desarrollo Social. Sus 20 organizaciones miembros incluyen al Gobierno del país, agencias de la ONU, ONGs internacionales y la sociedad civil, entre otros.

La OIM coopera desde hace mucho tiempo con el Gobierno del estado de Borno en la lucha contra el tráfico ilícito de migrantes. Además la Unidad de Lucha contra la trata de personas de este organismo fortalece la capacidad de los interlocutores para ofrecer protección y asistencia a las víctimas identificadas, así como para mitigar y prevenir el tráfico de personas mediante la concienciación y la incorporación de medidas en las intervenciones humanitarias.

La mediación de la OIM en este ámbito garantiza que las víctimas puedan acceder a servicios esenciales, como alojamiento o apoyo psicosocial, entre otros. A las víctimas de la trata también se les proporciona apoyo para la subsistencia a fin de que reconstruyan sus vidas y proporcionen un medio de vida a sus familias.

"El ATTF promoverá un esfuerzo de colaboración entre las instituciones del Gobierno del estado de Borno, las ONG internacionales, los organismos pertinentes de las Naciones Unidas y las poblaciones afectadas para trabajar juntos en la prestación de servicios integrales para identificar a las víctimas de trata y responder de manera eficaz al tráfico de personas", ha dicho Mafa Mitika, comandante del Organismo Nacional de Protección de las Víctimas y Testigos de Delitos contra la trata de personas (NAPTIP) en la zona nordeste del país.

Miles de mujeres y niñas son introducidas en redes de tráfico de personas cada año en Nigeria, donde cerca del 70 por ciento de sus 190 millones de habitantes viven con menos de dos dólares al día. Muchas de ellas llegan a Europa, pero otras son trasladadas a África Occidental.

Para leer más