Actualizado 21/10/2015 22:01 CET

Merkel afirma ante Netanyahu que los asentamientos son "contraproducentes"

Netanyau y Merkel se reúnen en Berlín
GOBIERNO DE ISRAEL

BERLÍN, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha afirmado ante el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, que los asentamientos judíos en Cisjordania son un elemento "contraproducente" para lograr la paz en la zona, que vive desde principios de mes una escalada de violencia con decenas de víctimas.

Merkel y Netanyahu se han reunido este miércoles en Berlín para conmemorar los 50 años de relaciones diplomáticas entre sus respectivos países. En un ambiente cordial, ambos han destacado los vínculos e intereses comunes, aunque también se han colado alusiones e incluso críticas por la situación actual.

La canciller alemana ha defendido la "solución de dos estados" como fórmula de resolución al conflicto palestino-israelí y ha apuntado que, en el actual escenario, "los asentamientos son contraproducentes". "Debería hacerse todo lo posible para calmar la situación", ha defendido.

Merkel ha reconocido que "la situación es tensa" y ha llamado a las dos partes a evitar medidas que puedan alimentar esta tensión. En un gesto hacia Netanyahu, ha reclamado expresamente al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, que condene "todo lo que constituya un acto de terrorismo".

El primer ministro israelí, por su parte, ha recordado que "los terroristas palestinos asesinan a los israelíes con hachas, cuchillos y coches" y ha enmarcado estos ataques dentro de un interés más amplio por "destruir el Estado de Israel".

Según Netanyahu, Abbas se ha "unido a los islamistas" para mentir sobre la gestión israelí en la Explanada de las Mezquitas, cuando Israel "es la única garantía" que existe para la protección de los lugares sagrados, informa el periódico 'The Jerusalem Post'.

HOLOCAUSTO

En la comparecencia junto a Merkel, Netanyahu ha subrayado que no se pueden olvidar los horrores del pasado, en una alusión al Holocausto que ha llegado precedida de polémica, después de que el primer ministro israelí responsabilizase a un muftí palestino de promover el asesinato de cientos de miles de judíos a manos del régimen nazi.

Merkel y su Gobierno han asumido la culpa alemana en estas matanzas y el propio Netanyahu ha tratado de matizar sus declaraciones antes de embarcarse en el avión rumbo a Berlín. "Mi intención no es absolver a Hitler de su responsabilidad", ha recalcado.

El primer ministro, no obstante, considera "absurdo" no mencionar también los mensajes lanzados por el entonces muftí de Jerusalén, Haj Amin al Husseini: "El padre de la nación palestina en este momento, sin un Estado y antes de la ocupación, sin territorios y sin asentamientos, ya incitaba a la destrucción sistemática de los judíos".

"La incitación, que comenzó con él, continúa (...). No de la misma forma, sino de otra, y esa es la raíz del problema", ha añadido Netanyahu.

Para leer más