Publicado 13/01/2015 19:32CET

Merkel asegura que Alemania usara "todos los medios" para luchar contra la intolerancia religiosa

BERLÍN, 13 Ene. (Reuters/EP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado que su Gobierno "usará todos los medios a su alcance" para combatir la intolerancia y la discriminación en el país. Merkel ha tachado de "humanamente reprochable" la exclusión de ciertos grupos sociales por sus creencias religiosas.

La líder ha reivindicado a Alemania como "Estado constitucional" para hacer frente a los movimientos islamófobos que están ganando popularidad en las últimas semanas.

"Excluir a grupos sociales debido a la fe que profesan no es propio del país libre en el que vivimos, es incompatible con nuestros valores", ha dicho Merkel, al tiempo que ha señalado que la xenofobia, el racismo y el extremismo "no tienen lugar en Alemania".

Estos comentarios llegan un día después de que la manifestación que periódicamente organiza los lunes el movimiento Europeos Patrióticos contra la Islamización de Occidente (PEGIDA, por sus siglas en alemán) convocara a más de 25.000 asistentes en Dresde.

La canciller había criticado que estas concentraciones están organizadas por personas con "odio en su corazón". La anterior marcha en Dresde congregó a 18.000 manifestantes.

Este lunes, Merkel, parafraseando al expresidente germano Christian Wulff, declaró que "el islam es parte de Alemania", entre otras afirmaciones destinadas a calmar el clima de tensión social que se vive en el país.

Recientes encuestas publicadas por la Fundación Bertelsmann muestran que el 57 por ciento de los alemanes no musulmanes se sienten amenazados por el islam.

Se estima que cerca de 100.000 personas participaron en manifestaciones contra el racismo en distintas marchas por todo Alemania.

Para leer más