Publicado 30/07/2021 00:14CET

Mikati descarta un nuevo gobierno para el 4 de agosto, primer aniversario de las explosiones de Beirut

El primer ministro designado de Líbano, Nayib Mikati.
El primer ministro designado de Líbano, Nayib Mikati. - -/Dalati & Nohra/dpa

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro designado de Líbano, Nayib Mikati, ha descartado este jueves la creación de un nuevo gobierno para el 4 de agosto, coincidiendo con el primer aniversario de las explosiones en el puerto de la capital, Beirut, que dejaron más de 200 muertos y provocó la dimisión del gabinete de Hasán Diab.

A su vez, Mikati ha descartado fijar cualquier plazo, en declaraciones a la televisión libanesa, pocas horas después de su tercera entrevista en tres días con el presidente, Michel Aoun, con quien tiene previsto volver a reunirse el lunes.

Mikati ha asegurado que durante estos tres encuentros no se ha discutido acerca de quienes deberían ocupar la representación de los ministerios y emplaza esa cuestión a la próxima reunión que deberán mantener el lunes.

Si bien la fecha del 4 de agosto se llegó a barajar ante la prensa cuando Mikati fue nombrado primer ministro designado, tal y como recuerda el diario 'L'Orient le jour', en esta ocasión el hombre más rico de Líbano, ha señalado que no sean fijado "ni días, ni semanas, ni meses" para formación del nuevo gabinete.

"Hasta el momento existe pleno entendimiento y cooperación entre el jefe del Estado y yo, hemos acordamos los criterios a cumplir y dejar de lado los puntos de divergencia hasta que finalice toda la distribución", ha dicho Miketi, quien define estos tres encuentros con Aoun como "una ocasión para presentar propuestas y escuchar comentarios importantes para formar un gobierno homogéneo".

En relación a las carteras de Justicia e Interior, "esenciales dados los plazos electorales para el próximo año", Mikati apuesta por la presencia de tecnócratas al frente, pues considera que con ello se garantizará la "credibilidad". A su vez, ahonda en la necesidad de que los ministerios de Economía y Finanzas no se "opongan" entre sí, pues son los encargados de sacar adelante un plan de rescate con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por último destaco la importancia de un nombramiento de alto perfil para el Ministerio de Energía, pues en los últimos años se ha supuesto "una de las mayores fuentes de derroche financiero" del Estado. A su vez, niega estar "protegiendo" al gobernador del Banco del Líbano, Riad Salamé, y aboga, dice, por una auditoría forense de las cuentas de la entidad así como del resto de las instituciones del Estado "sin excepción".

Nombrado ya anteriormente en dos ocasiones primer ministro, Miketi, cuya fortuna ha sido puesta en cuestión por cómo la habría obtenido, ha sido designado para formar gobierno, después de que Saad Hariri presentara el 15 de julio su dimisión debido a su incapacidad, proceso que abordó en octubre y que no fructificó debido a sus tensiones con Aoun.

Para leer más