Miles de congoleños serán repatriados voluntariamente desde Angola, con la ayuda de ACNUR

Publicado 08/10/2019 13:57:26CET
Refugiados congoleños en Angola
Refugiados congoleños en AngolaREUTERS / STEPHEN EISENHAMMER - Archivo

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

Miles de refugiados congoleños regresarán de Angola a la región de Kasai en República Democrática del Congo (RDC), donde la lucha entre grupos armados se ha reducido y las condiciones de seguridad han mejorado, con la ayuda del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Los grupos, de varios cientos de personas cada uno, serán repatriados voluntariamente, proceso que comenzará esta semana, tras la firma del acuerdo sobre repatriaciones voluntarias entre los gobiernos de ambos países y ACNUR, según ha dicho el portavoz del organismo internacional, Charlie Yaxley.

La agencia de la ONU calcula que más de 4.000 refugiados recibirán asistencia para regresar a sus hogares en la próximas semanas. ACNUR ofrece transporte y ayudas económicas para asistir a la reintegración de los congoleños que vuelven a su país, según ha asegurado el portavoz.

Desde el 18 de agosto, 12.000 congoleños ya han vuelto al país de manera espontánea, entre ellos 7.000 niños. "ACNUR agradece a las autoridades de Angola que hayan ofrecido camiones para ayudarles en su viaje de vuelta", ha dicho Yaxley en nombre del organismo.

"Las personas que han regresado espontáneamente se enfrenta a condiciones de vida extremas", ha lamentado el portavoz, que ha añadido que ACNUR, junto con varias ONG y las autoridades provinciales trabajan para prestar la ayuda humanitaria pertinente. En Kalamba Mbuji, ciudad de la frontera, ACNUR ha establecido un puesto de emergencia de paso, así como otro en la capital provincial de Kasai, Kananga, para hacer frente a las necesidades de los refugiados.

Aunque se haya interrumpido la lucha entre los grupos armados, muchos refugiados temen el estado en el que encontrarán sus casas al regresar e incluso tienen miedo de que vuelva a estallar la violencia entre distintas etnias, por lo que algunos se están mudando hacia otras regiones. Las infraestructuras públicas que han sobrevivido a los años de violencia en la región "no son suficientes para cumplir todas las necesidades" de los que regresan, ha alertado el portavoz.

Yaxley ha confimado que ACNUR sigue apoyado al Gobierno de RDC en sus esfuerzos "para restablecer todos los servicios básicos y para promover la cohesión social". Junto con la ONG War Child UK, el organismo está llevando a cabo tareas para identificar a las personas más vulnerables y asegurar una respuesta adecuada.

Para este fin "se necesita apoyo financiero masivo de la comunidad internacional", ya que los fondos actuales están "muy por debajo de lo necesario", según Yaxley. ACNUR ha recibido tan solo el 57 por ciento de los 150 millones de dólares necesarios para subsanar la crisis en RDC.

.

Contador