Miles de personas protestan en Malaui para denunciar fraude en la reelección de Mutharika

Publicado 19/07/2019 20:44:11CET
El presidente de Malaui, Peter Mutharika, tras su victoria en las elecciones de 2014
El presidente de Malaui, Peter Mutharika, tras su victoria en las elecciones de 2014REUTERS / ELDSON CHAGARA - Archivo

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Miles de personas han vuelto a salir este viernes a las calles de varias ciudades de Malaui para protestar contra la reelección del presidente, Pether Mutharika, y reclamar la dimisión de la presidenta de la comisión electoral.

Las principales protestas han tenido lugar en la ciudad de Blantyre (sur), donde el Ejército ha sido desplegado para contener las manifestaciones, que han derivado en episodios de violencia en varios momentos.

Según las informaciones facilitadas por el diario local 'Nyasa Times', seguidores del gubernamental Partido Demócrata Progresista (DPP) han agredido a varias personas que se dirigían a la protesta en el estadio de Kamuzu.

Ante la situación y la inacción de la Policía, los militares desplegados en la zona han intervenido y golpeado a varios de los agresores, tal y como ha recogido el citado medio.

El Tribunal Constitucional de Malaui rechazó el 21 de junio el intento del presidente de dar carpetazo a los recursos presentados por la oposición por presunto fraude en las elecciones del 21 de mayo.

Los líderes del Partido del Congreso de Malaui (MCP) y del Movimiento Unido de Transformación (UTM), Lazarus Chakwera y Saulos Chilima, respectivamente, denunciaron los resultados por supuestas irregularidades.

Mutharika se impuso en los comicios con un 38,57 por ciento de los votos, por delante de Chakwera, quien se hizo con un 35,41 por ciento. En tercer lugar quedó el ya exvicepresidente Chilima, con un 20,24 por ciento.

Desde entonces se han sucedido las protestas en el país para reclamar la salida del poder de Mutharika y protestar por el supuesto fraude electoral y la gestión de los comicios por parte de la presidenta de la comisión electoral, Jane Ansah.

EL CONTEXTO POLÍTICO

Mutharika, un antiguo profesor de Derecho de 78 años, llegó al poder en 2014. Se le atribuye el mérito de mejorar las infraestructuras y reducir la inflación, pero en los últimos tiempos se ha enfrentado a acusaciones de corrupción y de beneficiar a las regiones rurales, donde tiene su nicho electoral.

Malaui se independizó de Reino Unido en 1964 y, después de una primera época de estabilidad económica y social, gracias en parte a las ventas de té y tabaco, su deuda pública se ha disparado y la pobreza se ha profundizado. Las denuncias sobre fraude electoral han desatado protestas en algunos feudos opositores.

De hecho, Chilima anunció en mayo de 2018 que abandonaba el DPP debido al "vergonzoso nivel" de corrupción en el país y prometió abrir investigaciones y acabar con la impunidad en caso de hacerse con la victoria en las urnas.

El país ha sido uno de los más estables políticamente de África y ha tenido gobiernos estables desde su independencia. El sistema de partido único terminó en 1993 y desde entonces se han celebrado elecciones multipartidistas cada cinco años, siendo estas las sextas desde el inicio de dicho periodo.