Miles de personas salen a las calles de Manila para arropar al Nazareno Negro en su procesión anual

Miles de personas salen a las calles de Manila para arropar al Nazareno Negro.
REUTERS / SOE ZEYA TUN
Publicado 09/01/2019 7:06:32CET

MANILA, 9 Ene. (Reuters/EP) -

Miles de personas han salido este miércoles a las calles de Manila, la capital de Filipinas, para participar en la procesión anual del Nazareno Negro, una estatua de madera negra de Cristo a la que los católicos atribuyen poderes milagrosos y curativos.

Muchos de ellos, vestidos de amarillo y marrón, han tratado de tocar la figura en un intento por lograr suerte y curación. Más de 7.000 agentes de la Policía han sido desplegados para garantizar la protección y seguridad de los seguidores.

Cerca del 80 por ciento de la población filipina, de unos 100 millones, es católica. La celebración del Nazareno Negro es una tradición que se remonta a la antigua colonia española hace más de dos siglos.

El aumento de los seguidores refleja la creciente fuerza de la religión Católica, según ha expresado el obispo de Manila Broderick Pabillo en respuesta a las críticas que tildan la procesión de idolatría.

"Profundicemos en nuestro entendimiento sobre la espiritualidad", ha aseverado Pabillo. La procesión de este miércoles, que podría durar al menos 20 horas, podría atraer a un total de 5 millones de personas, según datos de la Policía.

Se desconoce por qué la estatua, que fue tallada en México, es negra. Algunos mitos señalan que la estatua original donada por los curas españoles fue quemada a causa de un incendio registrado en una embarcación a principios del siglo XVII.

Contador