Actualizado 09/12/2014 13:16 CET

Milicianos del Frente al Nusra atacan la sede del Gobierno local en Idlib

BEIRUT, 27 Oct. (Reuters/EP) -

Milicianos islamistas del Frente al Nusra, la rama siria de Al Qaeda, han atacado la sede del Gobierno local en Idlib, en el norte de Siria, abriendo un nuevo frente en una ciudad que permanecía controlada por las fuerzas del régimen del preside Bashar al Assad y grupos aliados desde hace más de un año, han informado fuentes de los dos bandos enfrentados.

La cadena de televisión estatal siria ha indicado que los milicianos del Frente al Nusra han entrado en Idlib al amanecer y se han enfrentado a las fuerzas y milicias progubernamentales. El Frente al Nusra ha explicado, por su parte, que sus milicianos han matado a decenas de combatientes en este ataques, incluidos varios mandos del régimen sirio.

En 2012, varios grupos rebeldes sirios, incluido el Ejército Libre Sirio, se hicieron con el control de algunas zonas de Idlib aunque fueron posteriormente desalojados por el Ejército sirio.

El régimen de Al Assad, que se enfrenta a una serie de grupos rebeldes y terroristas en todo el país, ha perdido terreno en el norte y el este de Siria, aunque ha mantenido la franja que va desde la capital, Damasco, hacia Alepo en el noroeste.

En los últimos tres meses, el Frente al Nusra ha logrado avanzar en varios puntos geográficos, en las provincias de Deraa y Quneitra, en el sur de Siria, y también en Idlib, en el noroeste.

En relación a los combates del lunes, el Frente al Nusra ha asegurado en las redes sociales que sus fuerzas han logrado cortar la ruta de suministro que lleva hasta Idlib y se han hecho con el control de la sede del Ejecutivo local. Además, sus milicianos se han incautado de dos carros de combate y han capturado a doce militares.

Desde el inicio de la revuelta contra Al Assad, a mediados de marzo de 2011, Siria está inmersa en una guerra civil en la que combaten grupos rebeldes y grupos terroristas frente a las fuerzas del régimen y los grupos que lo apoyan.

La campaña de bombardeos aéreos liderada por Estados Unidos está atacando objetivos de Estado Islámico, una escisión de Al Qaeda que combate a las fuerzas de Al Assad pero también a otros grupos terroristas como el Frente al Nusra, los kurdos sirios y las tribus suníes.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una ONG con sede en Reino Unido dotada de una amplia red de informadores sobre el terreno en Siria, ha denunciado que la Fuerza Aérea siria realizó la semana pasada 600 ataques, incluidos varios lanzamientos de bombas de barril. Los ataques han acabado con la vida de 180 civiles, de los cuales más de 50 eran niños.

Para leer más