Las milicias kurdas consolidan su control en el noreste de Siria

Actualizado 17/12/2013 21:53:09 CET

La CNFORS acusa a Irak de intervenir militarmente para ayudar a la guerrilla kurda

AMÁN, 27 Oct. (Reuters/EP) -

Las milicias armadas kurdas han logrado este domingo avances que les permiten consolidar su control sobre la región del noreste de Siria, rica en petróleo, gracias a la toma de Yarubiya, una ciudad situada en un paso fronterizo con Irak hasta ahora en poder de los insurgentes islamistas.

El brazo armado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) han arrebatado el paso estratégico de Yarubiya a las fuerzas del Frente al Nusra y del Estado Islámico de Irak y del Levante, grupos vinculados a Al Qaeda, según han informado fuentes de la oposición siria.

"Los kurdos controlan ahora el paso fronterizo de Yarubiya. Ahora tienen una ruta libre para comercializar el petróleo de la región, que debería pertenecer a todos los sirios. Miles de árabes han huido", ha explicado Yasir Farhan, miembro de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS).

Desde el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, Rami Abdelrahman, ha podido constatar que la guerrilla kurda controla más del 90 por ciento de Yarubiya.

La provincia de Hasakah, donde se encuentra Yarubiya, está en el noreste de Siria y limita con Irak y Turquía. En ella viven poco más de un millón de personas, el 70 por ciento kurdos y el 30 por ciento árabes. Desde el estallido de la sublevación contra el régimen del presidente Bashar al Assad, en 2011, se han incrementado las tensiones sectarias que podrían extenderse a los países vecinos.

La CNFORS ha denunciado que el sábado efectivos militares iraquíes atacaron Yarubiya en coordinación con las milicias kurdas. Los rebeldes aseguran además que aviones de combate sirios han bombardeado la ciudad.

El puesto de control, que los rebeles del Ejército Libre Sirio (ELS) tomaron durante la madrugada del viernes al sábado, fue objetivo de bombardeos por parte del Ejército iraquí y de la milicia Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG), según sostiene la CNFORS.

"Los milicianos del YPG ejecutaron una ofensiva terrestre sobre la ciudad de Al Yarubiya y el paso fronterizo, y allí se enfrentaron a las brigadas del ELS, en un intento de tomar el control del lado sirio del paso", denuncia la principal coalición opositora siria en un comunicado.

La CNFORS critica esta "interferencia flagrante y sin precedentes en los asuntos sirios" del Gobierno de Irak, al que acusa, además, de "facilitar la entrada de milicias sectarias pro Bashar al Assad en Siria".

MENSAJE A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

La oposición y los rebeldes del ELS califican estos hechos de "agresión" y reclaman a la comunidad internacional que detengan estas "flagrantes intervenciones" de Bagdad en el conflicto sirio.

El Gobierno iraquí, de preeminencia chií, no ha escondido su apoyo al Gobierno de Al Assad y se ha alineado en numerosas ocasiones con su vecino Irán en la condena de los ataques rebeldes y las críticas a la comunidad internacional por su apoyo a la CNFORS. Sin embargo, fuentes iraquíes han desmentido intervención alguna en Yarubiya. "Lo último que necesitamos es ser arrastrados a un combate militar dentro de Siria. No participaremos de ninguna forma", ha argumentado.

En cualquier caso, otra fuente iraquí ha reconocido que milicianos kurdos heridos fueron evacuados en vehículos del ejército iraquí y llevados a áreas bajo el control de milicias kurdas.

Las porosas fronteras entre Siria e Irak han propiciado la entrada de numerosos grupos islamistas que se han involucrado en los combates entre los rebeldes y el Ejército sirio, entre ellos el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS), vinculada a la organización terrorista Al Qaeda.