Publicado 30/03/2015 23:13CET

El ministro de Hacienda asegura que tiene "una enorme afinidad" con Roussef

BRASILIA, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, ha asegurado que tiene "una enorme afinidad" con la presidenta, Dilma Rousseff, rectificando así unas polémicas declaraciones de la semana pasada en las que aseguró que la jefa de Estado no siempre actúa de la forma más "eficaz".

Levy ha aprovechado el almuerzo de este lunes con el Grupo de Líderes Empresariales (LIDE) de Brasil para aclarar que "no hay ningún desajuste" en su relación con Rousseff, sino que, por el contrario tiene "una enorme afinidad" con ella.

Además, se ha encargado de remarcar que la líder del gigante suramericano "ha sido absolutamente explícita sobre sus objetivos" económicos para el segundo Gobierno que inició el 1 de enero, de acuerdo con Agencia Brasil.

Levy ya había reculado en un comunicado emitido estos días en el que sostiene que sus palabras fueron malinterpretadas por los medios de comunicación y subraya que, en todo caso, expresan una "opinión personal" y no una "declaración oficial".

Rousseff, por su parte, ha considerado que su ministro de Hacienda se ha explicado "de manera exhaustiva" y ha apoyado la tesis de que fue malinterpretado, por lo que ha estimado que "no hay necesidad de crear un alboroto".

La dirigente izquierdista nombró en enero a Levy, un ex banquero mucho más ortodoxo que ella en materia económica, para supervisar una significativa inclinación a los mercados con el objetivo de restaurar la confianza de los inversores en la alicaída economía del país.

Para leer más