Actualizado 09/04/2010 20:29 CET

El ministro del Interior indio planteó su dimisión al jefe del Ejecutivo pero éste la rechazó

NUEVA DELHI, 9 Abr. (Reuters/EP) -

El ministro del Interior indio, Palaniappan Chidambaram, presentó esta semana su dimisión por la matanza de 76 policías a manos de insurgentes maoístas, si bien el primer ministro Manmohan Singh no ha aceptado este abandono.

"Acepto toda la responsabilidad por lo que ocurrió en Dantewada", en el estado de Chhattisgarh, indicó hoy Chidambaram, en una ceremonia en Nueva Delhi de homenaje a los agentes fallecidos. En este sentido, dijo "no vacilar" en asumir su responsabilidad.

Más de un millar de guerrilleros maoístas, equipados con armamento sofisticado, tendieron una emboscada el pasado martes a 81 policías en un área forestal del estado central de Chhattisgarh. La oposición ha acusado al Gobierno de fracasar en la lucha contra los rebeldes y dirigen sus críticas, entre otros, al ministro del Interior designado tras los atentados de Bombay de 2008 en los que murieron 166 personas.

Un líder del gobernante Partido del Congreso y una fuente del Ministerio del Interior indicaron que Chidambaram escribió una carta al primer ministro para plantearle su salida del Ejecutivo. "Se ofreció, pero fue rechazado inmediatamente", afirmó el integrante de la formación política, que pidió no revelar su identidad.

La prensa también se ha hecho eco de la incapacidad del Gobierno para aplacar las décadas de insurgencia iniciadas en 1967 en el estado de Bengala Occidental y que ha terminado por extenderse a 22 de los 28 estados indios.